30 de agosto de 1992 |Primera entrevista de José Vicente Rangel a Hugo Chávez, marcó con la palabra el nuevo rumbo político de la patria

Cabecera de sitio 30 de agosto de 1992 |Primera entrevista de José Vicente Rangel a Hugo Chávez, marcó con la palabra el nuevo rumbo político de la patria

En un encuentro memorable el 30 de agosto de 1992, desde la cárcel de la dignidad en Yare, estado Miranda, el Comandante Eterno Hugo Chávez, daba su primera entrevista, al también revolucionario y periodista José Vicente Rangel Vale, para continuar la tarea de despertar la conciencia del pueblo y enrumbar las transformaciones necesarias de la Patria para su liberación de la ignominia y la desidia que la había dominado con el puntofijismo de 40 años.

A 29 años de esta entrevista, hoy se lee lo que significó para Hugo Chávez, un reencuentro personal con la palabra, la idea y el calor del pueblo después de aquel “Por ahora”, que nació con la rebelión cívico-militar del 4 de febrero de 1992, que había partido la historia en dos para no devolverse jamás en su camino de independencia y soberanía.

“De todos modos, sea cual sea el tiempo que aquí pasemos, y sea cual sea la forma bajo la cual salgamos de estas rejas, iremos, queridos compatriotas, al reencuentro físico con ustedes, para continuar la marcha, como lo decía el cantor del pueblo venezolano, Alí Primera: juntando flores, tocando puertas, juntando soles hasta llegar”, aseguró Chávez, de manera humilde, pero que ya era parte del huracán Bolivariano que más tarde se hizo pueblo y democracia protagónica.

En esa conversación profunda y sincera entre el líder revolucionario y José Vicente Rangel, quien, durante la cuarta República, desde su profesión había defendido los Derechos Humanos de los presos políticos y militantes de izquierda, se mostró el renacimiento de la esperanza de una Venezuela con justicia social basada el ideario Bolivariano.
Entonces Chávez, no desaprovechó la oportunidad para hacer un llamado al pueblo a no desmayar en la lucha que inició con el Movimiento Bolivariano Revolucionario 200 (MBR-200), y que dio paso desde la unión cívico-militar a aquel 4 de febrero de 1992.

“El 4 de febrero, ciertamente nosotros no pudimos romper definitivamente el esquema de dominación, pero sí lo fracturamos, sí lo resquebrajamos de manera muy evidente”, aseguró durante la entrevista, al referirse a las nuevas bases que darían paso a la posibilidad de colocar en la agenda política venezolana el Proyecto Nacional Simón Bolívar.
En este proyecto, explicaba entonces el Teniente Coronel del Ejército, que se expresa lo que exigían los oficiales y sub oficiales del Movimiento Bolivariano, «la libertad para el pueblo de Venezuela, porque eso es lo que está en juego, el futuro de más de 20 millones de seres humanos que hoy claman por una nueva realidad, por un verdadero camino hacia su desarrollo auténtico, su liberación interior y exterior».

Gracias a la conexión directa que Chávez estableció con los más humildes, nació la esperanza de construir un mundo de iguales y libres, una Venezuela donde el pueblo este por encima del capital y los intereses imperiales. Hoy es un legado defendido por el pueblo y por el Presidente de la República Nicolás Maduro.

“El hombre, la mujer, el niño venezolano aspira desatar las amarras del alma y potenciar sus fuerzas interiores, dinamizar a su propia cultura, rescatar las tradiciones y los valores históricos de ese pueblo venezolano”, aseguró Chávez, y prosiguió: “Esa es la libertad que nosotros aspiramos, exigimos, reclamamos; desde nuestro punto de vista, aunque estamos aquí, prisioneros del régimen, contamos queridos amigos, con una libertad sublime, que es la libertad absoluta de conciencia”.

Con la visión de una nación que transitará unida por la defensa de su soberanía y dejará atrás la historia del entreguismo de sus riquezas y los planes de Washington, Chávez, afirmó que el pueblo y la Fuerza Armada representaban el terreno abonado para el proceso de cambios y desarrollo integral que requería la sociedad venezolana. 29 años después, es un pensamiento y obra vigente que mira hacia el futuro.

«Representan permitirnos llegar a ese noble y bravío pueblo venezolano, pueblo al cual enviamos un mensaje y no puede ser otro que el de la fe, la esperanza, al que le pedimos no desmayar en la lucha por la verdadera libertad», dijo anticipándose a la convocatoria que años después tuvo el concurso del pueblo venezolano.

Antes de culminar la entrevista, Hugo Chávez, envió un mensaje al soberano para mantener la lucha que ya se había iniciado hacia la búsqueda de la verdadera libertad y hacia un horizonte de justicia y refirió que el camino “para que nuestra Patria, esa Patria que se nos fue quedando a la vera del camino, podamos reencontrarla en los albores del siglo que ya viene amaneciendo”.

Ese día, Chávez, reafirmó su lucha por una Patria libre. 29 años después, de la mano de su hijo, Nicolás Maduro Moros, la inquebrantable decisión del pueblo venezolano de ser independiente se convirtió en una fuerza indomable que no detendrá jamás la marcha victoriosa de la Revolución Bolivariana.

Desde que estuvo preso en Yare, hasta las elecciones del 2012, el periodista José Vicente Rangel, le realizó 18 entrevistas al Presidente Hugo Chávez.

Con el libro “De Yare a Miraflores, el mismo subversivo”, Rangel, compiló estos encuentros periodísticos desarrollados en un clima de respeto, donde se expresa el proceso histórico que transcurrió con el liderazgo de Hugo Chávez. Allí se recogen las ideas y acciones de la batalla al fragor de las luchas antiimperialistas que permearon la vida de la República y que hoy es una lectura obligada para las nuevas generaciones.

Producto de esta primera entrevista a Hugo Chávez en 1992, el periodista José Vicente Rangel Vale, fue víctima de un proceso de amenazas venidas desde las élites de poder del decadente Estado adeco-copeyano. Sin embargo se impuso su valentía y la ética que le acompañó en su vida personal y profesional y tras su partida física el 18 de diciembre de 2020, quedaron honrados los principios del oficio del periodismo de informar con la verdad, lo que se reafirmó en 21 años de historia que Chávez y el pueblo escribieron desde aquel 1992.

T: Alberdry Romero / Yndira López



Entes adscritos