Cuarentena social y voluntaria: Estrategia del Gobierno Bolivariano para la protección de la vida ante el COVID-19

Cabecera de sitio Cuarentena social y voluntaria: Estrategia del Gobierno Bolivariano para la protección de la vida ante el COVID-19

Hoy cuando se cumple un año del primer decreto presidencial que estableció la cuarentena colectiva, social y voluntaria, se levantan las banderas de la garantía del derecho fundamental a la salud y a  la vida frente a la terrible pandemia del COVID-19.

Las medidas sanitarias y sociales que el Gobierno Bolivariano, puso en marcha antes de la llegada Coronavirus, han contribuido a mantener el índice más bajo de contagios en la región, y la tasa más baja de mortalidad por el virus.

El 15 de marzo del año 2020,  el Presidente de la República Nicolás Maduro, ordenó el inicio de la cuarentena en seis estados del país, y el Distrito Capital, con el objetivo de combatir la propagación del coronavirus. Medida que entró en vigor a partir del lunes, 16 de marzo, a las 05:00 horas en los estados Apure, Cojedes, La Guaira, Miranda, Zulia y Táchira, y en la capital de la nación.

“Vamos a dar el primer paso en las zonas donde se han detectado la mayor incidencia de este virus y donde precisamente están distribuidos los casos de cuarentena de los vuelos que llegaron de Europa”, señaló.

Vale destacar en este contexto que el jefe de estado y de Gobierno, estableció la Comisión Presidencial para la Prevención, Atención y Control del COVID-19, el pasado 27 de febrero de 2020, anticipando un Protocolo Nacional. Se preparaba entonces todo un sistema sanitario y epidemiológico que hizo frente a la aparición del virus en personas que llegaban al país desde el continente europeo en el mes de marzo.

En base a la experiencia de otros países ya afectados y en las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS), las medidas fueron exitosas. La efectividad ante la contención de la pandemia en Venezuela se traduce en cuatro elementos: Cuarentena social y voluntaria, despistaje personalizado y masivo en el territorio, batería de medicamentos gratuitos para los afectados y garantía de hospitalización.

Esta medida fue la más drástica tomada hasta ese momento en América Latina y se asemejó a las ya tomadas por naciones como China, Italia y España.

«O vamos a la cuarentena o la pandemia podría abatir inclemente y trágicamente a nuestro país como está sucediendo en Europa», afirmó el Jefe de Estado. «Vamos a una situación que no hemos vivido», aproximaba el Mandatario Nacional.

La cuarentena exceptuó a los trabajadores vinculados al sector alimentación, salud, transporte, medios de comunicación y de servicios públicos (agua, electricidad y gas), por ser estos sectores priorizados para la vida de la nación, sin embargo para este sector laboral se dispuso un protocolo de tención con medidas sanitarias.

En esta ofensiva, se alinearon mujeres y hombres militantes revolucionarios para fortalecer la vigilancia epidemiológica, realizar visitas casa a casa, desarrollar jornadas informativas y de sensibilización a la comunidad en torno a las distintas medidas de prevención contra el nuevo Coronavirus, así como la detección y atención de casos en sus comunidades.

De igual modo, se instruyó a los consejos comunales y Comité Locales de Abastecimiento y Producción (Clap) garantizar la plena distribución de alimentos en las comunidades, casa a casa, en aras de hacer cumplir a cabalidad la medida de cuarentena, la cual, permitió perfeccionar los mecanismos de prevención y contención del coronavirus.

“No son vacaciones colectivas, es una cuarentena que amerita una gran disciplina social, un gran autocontrol, un gran apoyo psicológico, mora y espiritual para proteger a nuestros mayores”, instruyó el Jefe de Estado.

Vale destacar que el Presidente Maduro, ordenó toda la atención social y sanitaria a los migrantes venezolanos que huían de la xenofobia y la crisis sanitaria por Covid-19, en países como Colombia, Perú Brasil y Ecuador principalmente desde el mes de mayo de 2020.

A su llegada por los cuatro puntos fronterizos del país los connacionales cumplían un protocolo de atención sanitaria ante el Coronavirus, además de recibir alimentación y abrigo, así como el feliz retorno a sus hogares de orígenes, una vez cumplida la cuarentena de 14 días. Esta política social se mantiene vigente.

Nueva cuarentena para salvar vidas

Posteriormente, el Mandatario Nacional ordenó una «cuarentena total» que entró en vigor a partir del martes, 17 de marzo, y que aplicó en los 23 estados del país para frenar la expansión del COVID-19.

“Todo el país, los 23 estados y el Distrito Capital, todos a la cuarentena colectiva, medida drástica y necesaria”, enfatizó.

Agregó:  “Hoy recibí y pude observar cómo muchos pueblos, ciudades y lugares del país que no estaban en las primeras siete entidades federales que entraron en cuarentena, de todas maneras”, aun así, “la gente tomó sus medidas de cuarentena”.

Al cierre del mes de abril e inicio de mayo, luego de varias semanas de confinamiento, las autoridades anuncian la implementación de las primeras jornadas de flexibilización de la cuarentena social y voluntaria para los niños, niñas, adolescentes y adultos mayores en las regiones con menores índices de contagios con el virus.

Al respectó el Mandatario explicó: “11 semanas, 76 días, se dan cuenta, que cuando nos proponemos grandes metas, grandes esfuerzos, somos capaces de todo. Somos Venezuela, con una raíz histórica especial para grandes proezas. Le doy las gracias a toda la familia venezolana y a continuar la batalla de la pandemia, nosotros a seguir trabajando, a garantizar todas las pruebas, a garantizar todo el equipamiento, todos los medicamentos, los cuidados, las visitas casa por casa, este es el método, es nuestro método, lo construimos nosotros” expresó el Dignatario.

Este primer ensayo de flexibilización sirvió de plataforma para la posterior aplicación del mismo esquema en distintos sectores sociales y económicos en el territorio nacional.

Entrada de la flexibilización, segura y controlada

En respuesta a la disciplina y conciencia por parte del pueblo venezolano, el Gobierno Bolivariano, anunció el 30 mayo, la medida de flexibilización de la cuarentena por sectores económicos.

«Venezuela está preparada para entrar en una fase de nueva normalidad relativa con un plan organizado, disciplinado y consciente, para un proceso de flexibilización que beneficie a la familia, a la sociedad y a la economía”, destacó Maduro.

En ese momento, se aplicó el modelo venezolano 5+10, cinco días de flexibilización disciplinada y 10 días de cuarentena con sectores permitidos en su funcionamiento. Cinco días que arrancaron el lunes 1° de junio.

«Quedan exceptuados de estas medidas de flexibilización los municipios fronterizos con Colombia y Brasil y los municipios Maracaibo y San Francisco del estado Zulia», aclaró el presidente Maduro.

Para esta etapa de flexibilización se incorporaron 9 sectores de la vida económica en distintas franjas horarias, con el objetivo de evitar aglomeraciones en esta etapa de prevención y control.

Una nueva cultura de cuidarse y cuidar a los nuestros, se impuso con la cuarentena social y voluntaria, es por eso que días después, gracias al trabajo desarrollado por las Comisión Presidencial y los Gobiernos locales en el control de la pandemia, el 5 de junio la Vicepresidente Ejecutiva de la República, Delcy Rodríguez, informó que el Jefe de Estado, “ha tomado la decisión de extender la fórmula del 5+10 y ahora pasará a ser la fórmula 7+7”.

Rodríguez, recalcó que dicha cuarentena debía ser “muy rigurosa, muy disciplinada” y agregó que en los próximos días el Gobierno iba a “estudiar la incorporación de otros sectores económicos que no se incluyeron en esta etapa del 5+10”.

Precisó que “se mantienen excepcionados de este esquema del 7+7 los municipios que están bajo condiciones especiales de toque de queda y los municipios que forman parte del cordón epidemiológico de la frontera”.

Progresivamente, conforme avanzaba este modelo, se fueron incorporando nuevos sectores para en conjunto trabajar en la economía post pandemia. En este punto, el impulso del sector productivo nacional estaba fundamentado en dos acciones principales: dar prioridad a lo hecho en Venezuela y diálogo en mesas de trabajo.

Plan 7+7 Plus, un método para la vida ante el COVID-19.

Venezuela mantuvo una tendencia sostenida de disminución de casos, en contraste con la incapacidad para la contención del virus que llevan países de la región como Colombia, EE.UU, Perú, Chile.

Por lo que, para el 4 de octubre el Mandatario, anunció la evolución del método venezolano a 7+7 Plus, que entró en vigencia un día después, el 5 de octubre.

El objetivo de esta fase fue “mejorar y perfeccionar los tratamientos para llegar a cero fallecidos, romper las cadenas de contagio y avanzar hacia la vacuna”.

Para finales del 2020, el Ejecutivo Nacional decretó flexibilización amplia durante todo el mes de diciembre con el propósito de dar un respiro a la economía en las fechas navideñas y brindar la oportunidad a las familias venezolanos de disfrutar, bajo las estrictas medidas de bioseguridad, junto a sus seres queridos.

Mientras que, al inicio de este año, Maduro a través de la Comisión Presidencial para la Prevención y Control del COVID-19, anunció la continuidad del esquema 7+7 plus en todo el país.

Venezuela ha logrado la disminución de contagios comunitarios, demostrando la eficacia de este método que tiene como fin el equilibro entre la actividad económica y social con los cuidados sanitarios necesarios, conciencia y voluntad.

“Hemos construido nuestro método, hemos logrado un punto de equilibrio entre la necesaria cuarentena, los necesarios cuidados y la necesaria disciplina con la flexibilización, por lo que tuvimos un gran éxito durante los primeros meses con muy pocos casos”, destacó el Mandatario durante una entrevista concedida al periodista español Ignacio Ramonet, el primero de enero de este año.

Hoy, a un año de haberse anunciado el inicio de la cuarentena social y voluntaria, Venezuela levanta las banderas de la conciencia y la disciplina que han permitido que nuestra nación sea uno de los pocos países en la región, que registra una curva de propagación sostenida.

T: Yuleisy Matheus / Yndira López.


Entradas Recientes




Redes Sociales

Entes adscritos