ESPECIAL | Hace 8 años una caravana de amor acompañó hasta el Cuartel de montaña al Comandante Eterno Hugo Chávez

Cabecera de sitio ESPECIAL | Hace 8 años una caravana de amor acompañó hasta el Cuartel de montaña al Comandante Eterno Hugo Chávez

La histórica mañana del 15 de marzo de 2013, hace 8 años, el pueblo venezolano se desbordó en las calles en una caravana de amor para acompañar la siembra del Comandante Eterno Hugo Chávez, al Cuartel de la montaña 4F, centro histórico de rebelión cívico-militar.

Dicha movilización constituyó un gesto de lealtad y compromiso con el legado del líder de la Revolución Bolivariana y una demostración del amor que profesó el pueblo venezolano al Gigante de América.

La partida física del Comandante Eterno Hugo Chávez, quien durante su vida inspiró cambios en Venezuela y similares en numerosos países y pueblos de Latinoamérica, destrozó los corazones del pueblo venezolano con su partida el 5 de marzo de 2013.

Hoy su legado permanece intacto: la construcción del Socialismo del Siglo XXI. Con esta premisa el pueblo continua la marcha.

Con el Himno de la República Bolivariana de Venezuela y homenajes musicales por la Orquesta Sinfónica Infantil Metropolitana, Mata del Ánima Sola, Alma Llanera y Venezuela, dirigida por Jesús Parra, se dio inicio del cortejo fúnebre hacia el Cuartel de la Montaña.

El Mayor General Jacinto Pérez Arcay, quien fue uno de los profesores de Chávez, dio un emotivo discurso ante un acto oficial y ecuménico, donde militares de las Fuerza Armada Nacional Bolivariana, rindieron previamente un sentido homenaje al Comandante en la Academia Militar de Fuerte Tiuna.

María Gabriela, hija de Chávez, hizo su primera intervención para leer un mensaje dirigido a su padre, en el cual expresó las siguientes palabras:

«Duele tu partida, es un dolor que me quema el alma. Qué difícil se me puso la vida sin ti», comenzó su declaración. «Siempre serás la luz que ilumine mi camino», dijo y levantó una ovación entre quienes estaban en la Academia Militar con un «gracias, comandante, por devolvernos la patria».

«Nosotros cuidaremos tu patria y defenderemos tu legado como tú nos enseñaste a hacerlo, jamás te irás», manifestó.
Asimismo, el actual Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, (entonces Vicepresidente de la República) manifestó que: «Hoy y para siempre, nuestro comandante supremo, con sus ideas luminosas, con su ejemplo (…) Hugo Chávez Frías, estará siempre al frente de las grandes causas de la patria venezolana, de la patria latinoamericana de la patria caribeña». A su vez Maduro hizo un llamado a tomar la «bandera de corazón» de Chávez.
Seguidamente el Presidente de Bolivia, Evo Morales, dio su emotivo mensaje, “Estoy seguro de que nunca nos abandonará, seguirás siendo nuestra fuente de inspiración como ha sido hasta ahora, con sus propuestas y sus iniciativas”.

Diosdado Cabello, fiel compañero de carrera militar y política expresaba:

«Ahora es cuando tenemos a Chávez en nuestra mente y corazón, ahora es cuando nos va a acompañar, nos va a ayudar», recalcó Cabello.

Por nueve días el cuerpo del Comandante Supremo, estuvo en Capilla Ardiente en la institución militar, donde llegaron miles de venezolanos para dar su último adiós.

El 8 de diciembre de 2012, el Gigante de América, entonó una estrofa y coro de una solemne pieza del batallón Blindado “Bravos de Apure”.

«Patria, Patria, Patria querida, tuyo es mi llanto, tuyo es mi honor», fue el canto que se convirtió en el «hasta siempre» del Comandante.

Llegada al glorioso 4F

La Guardia del Pueblo recibió con honores militares los restos mortales del Comandante del pueblo revolucionario, Hugo Chávez Frías, a su llegada al Cuartel de la Montaña en la parroquia 23 de Enero de Caracas. El pueblo conmocionado esperó la llegada del hombre que despertó la conciencia revolucionaria en Venezuela con aquella rebelión cívico-militar del 4 de febrero de 1992.

El feretro fue recibido en el callejón de honor acompañado por las 32 banderas de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), para honrar al principal promotor de la unidad latinoamericana y de la creación del organismo multilateral.

Mientras que el ingreso de la caravana fue recibido con globos rojos, y se trasladó a través de un callejón de honor montado por miembros de la Universidad Militar Bolivariana. Luego inició la ceremonia militar, donde el oficial que comandó la agrupación de parada recibió al máximo líder venezolano, exhortando al pueblo a mantener la unidad, la lucha, la batalla y la victoria del proceso revolucionario.

“Artilleros, cada día, a las 16:25 horas, dispare una salva de artillería para que el pueblo recuerde que ¡Chávez vive, la lucha sigue!”, expresó el oficial al mando. Se recordaría así la hora de la partida del líder revolucionario.

En su discurso, el oficial ratificó que la «Revolución Bolivariana será la luz que ilumine el camino de esta patria».
«El comandante Presidente, independencia y revolución, independencia y patria socialista, independencia o nada. ¡Venceremos como en abril mi Comandante! ¡Hasta la victoria siempre, Comandante invicto!», destacó el oficial.
Durante el oficio religioso que siguió, se bendijo el lugar en el que descansan los restos inmortales del Comandante.
Adán Chávez, hermano del Comandante, agradeció al pueblo por esas muestras de amor y cariño ante difícil momento, demostrando ser un Poder Popular organizado.

“Terminaremos de consolidarnos como una gran vanguardia, en unión cívico-militar, un gran Polo Patriótico que una a todos los revolucionarios de Venezuela. Seremos libres por decisión propia, y continuaremos tu legado”.
Luego, el Presidente de Bolivia, Evo Morales, amigo entrañable de Chávez, destacó como el mundo estuvo presente en el sepelio.

“El hermano Hugo nos deja una gran tarea que es la meta de liberación de nuestros pueblos, un pensamiento que nunca será olvidado, porque vemos el sentimiento del mundo hacia él. Después de Simón Bolívar, tenemos a Chávez, redentor de los pueblos del mundo”.

Por otra parte, el Presidente de la República, Nicolás Maduro, afirmó que el nombre de Hugo Chávez Frías, siempre acompañará a la Patria Grande.

“Chávez fue un joven que inscribió su nombre desde las llanuras de Sabaneta con un carácter de acero, gracias a su familia. Y ese joven lleno de sueños, quiso ser pelotero, y amó a Bolívar, a Zamora, a Maisanta. Creció feliz, lleno de los valores de la patria pobre, olvidada, oprimida”.

Maduro continuó con sus emotivas palabras, “Chávez llego un día a la Academia Militar, la gloriosa cuna de la Revolución Bolivariana. Luego de recorrer un camino de formación, se encontró con Bolívar, con la historia gloriosa de Zamora, y siempre tuvo clara la visión que le tocaba jugar en esta tierra. Ese joven comenzó a crecer y a expandir su alma. En la madrugada del 4 de febrero de 1992, comenzó a vivir su tercera vida, como él diría, al convertirse en el Comandante de la rebelión militar más importante de Venezuela, la que desencadenaría la Revolución”. Destacó además cómo el pueblo venezolano nunca dejó solo al Comandante Chávez.

Tras las palabras de Maduro, el féretro de Chávez fue depositado en el lugar donde reposa, y le fue retirada la bandera venezolana, que se entregó a Maduro, quien a su vez la hizo llegar a la familia del Comandante Eterno.

Se calcula que más de seis millones de personas y una delegación aproximada de 50 países acompañaron al líder de la Revolución Bolivariana para darle su último adiós, en actos que estuvieron signados por el amor del pueblo.

Féretro del Comandante reposa en la Flor de los cuatro elementos

Sobre la obra, denominada «La Flor de los Cuatro elementos», musa del arquitecto venezolano Fruto Vivas, descansa el féretro del Eterno Comandante, Hugo Chávez.

Está flor simboliza el renacer de la Patria nueva que Chávez forjó con los sueños bolivarianos como principal insignia. Asimismo, esta flor representa la metáfora del florecer de la nueva patria y de la América.

Del Cuartel de la Montaña

El Cuartel de la Montaña, fue la primera Academia Militar de Venezuela (1910-1949) y la más grande de Latinoamérica, formadora del nuevo ejército venezolano con estudios académicos.

En este Museo Histórico Militar, el líder de la Revolución, dirigió la rebelión cívico- militar del 4 de febrero de 1992, y desde allí comunicó su “por ahora”.

El Cuartel de la Montaña es un lugar estratégico. Desde él se puede ver el parque El Calvario, el Arco de la Federación, el Palacio de Miraflores, las Torres de El Silencio, el 23 de Enero, el Observatorio Cajigal.

Recuerdos en el corazón de la Patria

La voz del Comandante entonando “Patria, Patria querida”, se esparce con la brisa lenta y el calor de cuaresma que acompaña los recuerdos de las vecinas y los vecinos del 23 de Enero. Mujeres, hombres, ancianos, jóvenes, niñas y niños guardan una anécdota, un recuerdo que los acercó aún más a su líder.

Chávez, narrando cuentos de Sabaneta, cantando canciones llaneras, contando chistes, jugando softball en Fuerte Tiuna o comiéndose el pedacito de galleta que un niño se saca de la boca: son algunos de los momentos afectivos que quedaron para siempre en la memoria de los venezolanos.

Chávez es un héroe de las luchas populares que transcendieron las fronteras y que le dieron el coraje y fuerza al pueblo para impulsar la lucha por la justicia social, la igualdad, la libertad, la paz, y sobretodo, por la independencia. Para Chávez, sin independencia no había posibilidad de construir un proyecto socialista y de recuperar los recursos estratégicos del país; hubiese sido imposible entonces, pensar en un proyecto social de unidad e integración latinoamericana, desafiando además a los poderes hegemónicos.

Por eso, a 8 años de su partida el gran legado del Comandante Eterno Hugo Chávez, es la inclusión social de millones de venezolanos que no eran visibilizados y que hoy son protagonistas. Uno de los grandes méritos del líder Revolucionario fue romper una estructura cultural y social impuesta por las burguesías para dominar al pueblo que hoy gracias a la Revolución Bolivariana se va emancipando y con ello defienden la independencia y soberanía como el bien más preciado de la Patria.

T: Carolina Hernández / Yndira López.


Entradas Recientes




Redes Sociales

Entes adscritos