Especial || A 3 años del magnicidio frustrado en su contra, Presidente Nicolás Maduro sigue firme y victorioso junto al pueblo

Cabecera de sitio Especial || A 3 años del magnicidio frustrado en su contra, Presidente Nicolás Maduro sigue firme y victorioso junto al pueblo

La tarde del 4 de agosto de 2018 en la ciudad de Caracas, se mostraba soleada, tranquila y en paz. Con alegría y orgullo patrio se desarrollaba en la avenida Bolívar de Caracas, el acto conmemorativo del 81 aniversario de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB).

Eran cerca de las 5:30 de la tarde cuando a poca distancia del estrado, un Dron DJI Matrice 600, accionando con una carga de explosivos C4 y perdigones, fue dirigido por manos asesinas para atentar contra la vida del Presidente de la República Bolivariana de Venezuela Nicolás Maduro.

Mientras los cuerpos de seguridad actuaron de forma acertada para salvar la vida no sólo del Presidente Nicolás Maduro, sino de todos los presentes, un segundo estallido tenía lugar a unos 400 metros del lugar, en el Edificio Don Eduardo, lo que comprobaba un intento de asesinato con una acción coordinada.

La acción terrorista fue develada unos minutos después gracias a la rápida asistencia de los cuerpos de seguridad del Estado, quienes indicaban que se trató de un magnicidio en grado de frustración contra el jefe de Estado Nicolás Maduro, direccionado además contra el alto mando militar que estaba en el lugar, el alto mando de gobierno y los integrantes de los Poderes Públicos. El fin del plan era más tarde llenar de sangre al país y tomar el poder político por la vía de la violencia y el terrorismo para entregárselo a la administración estadounidense.

Los protagonistas de esta acción fascista pronto saldrían a la luz pública, eran los mismos de siempre: la ultraderecha venezolana y la Casa Blanca. El plan le fue encomendado para su ejecución a bandas criminales que operan desde Colombia donde fue planificado el magnicidio con un alto financiamiento desde Washington.

Horas más tarde el Vicepresidente Sectorial de Comunicación, Turismo y Cultura, Jorge Rodríguez, se dirigió al país y al mundo para denunciar este ataque que acabaría con la vida republicana del país.
Desde el Palacio de Miraflores a las 9:00 de la noche, el Presidente Nicolás Maduro, se dirigió firme al pueblo venezolano para dar detalles de lo ocurrido, donde expresó:

“A mí me protege Dios y en la tierra me protege el pueblo y la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, por eso estoy de pie, victorioso, listo para seguir las batallas y combates que me toquen”.

Investigación de la operación magnicida

Transcurrido los primeros 10 minutos de lo acontecido fueron activados 80 puntos de control de seguridad en la ciudad, donde los cuerpos de inteligencia comandados por el Ministro del Poder Popular Para Relaciones Interiores, Justicia y Paz, para ese entonces M/G Néstor Reverol, detuvieron a dos de los autores materiales del tenebroso plan: Argenis Gabriel Valera Ruíz, alias “El Ingeniero”, quien fue identificado posteriormente como uno de los operadores del dron, y Juan Carlos Monasterios alias “Bonds”.

Gracias a esta captura, los implicados testiguaron que la operación era llamada “David contra Goliat”, que tenía como objetivo principal acabar con la vida del Presidente de la República, sin dejar ningún sobreviviente del resto de los Poderes Públicos y del alto mando de la Revolución Bolivariana que estaban presentes en el acto.

Se determinó por medio de las investigaciones, que la ultraderecha venezolana con ayuda del gobierno colombiano, planificaron este vil ataque que no sólo era hacia el Presidente, sino también al pueblo que se encontraba en el lugar. También, se descubrió que desde los Estados Unidos (EE. UU) Osman Alexis Delgado, alias “Halcón 2”, dirigía desenvueltamente la operación.

Más tarde, el 7 de agosto, fue comprobada la participación de los actores de ultraderecha: Julio Borges, Juan Requesens y Fernando Albán, imputados por la Fiscalía bajo el cargo de homicidio intencional calificado en grado de frustración en contra del Presidente Nicolás Maduro Moros.

Vale destacar que este intento de magnicidio del 4 de agosto de 2018, forma parte de una larga lista de agresiones de orden terrorista contra el pueblo venezolano y su Presidente Nicolás Maduro, con el interés de desestabilizar a la nación y entregar el país a los poderes facticos que persiguen nuestras riquezas naturales para saquearlas y sostener la crisis sistémica del capitalismo que hoy enfrenta el hegemon.

Ante esta estela de ataques, el Presidente Nicolás Maduro, ha reiterado con voluntad, valentía y firmeza que somos un pueblo libre y soberano que no se dejará vencer por el modelo neocolonial.



Entes adscritos