ESPECIAL| Con una nueva cultura y espíritu de solidaridad Venezuela le hace frente al COVID-19

Cabecera de sitio ESPECIAL| Con una nueva cultura y espíritu de solidaridad Venezuela le hace frente al COVID-19

Solidaridad, humanismo, conciencia individual y colectiva, así como la unión nacional se conjugan como principios fundamentales para dar la batalla por la vida frente al COVID-19. Hoy Venezuela es ejemplo de ello. Entre lo urgente y lo necesario el camino señala que no hay tiempo para diferencias políticas, porque el enemigo común es el virus. Cuidarse y cuidarnos es la clave.

¿Pero qué hace nos hace diferente ante el mundo?, ¿Por qué los venezolanos nos hemos entre ayudado en tiempos cuando la desesperanza reina en el planeta?. Las respuestas son múltiples y todas llevan consigo la espiritualidad de un pueblo noble que con hermandad aprende una nueva cultura de vida en medio de una terrible amenaza para su existencia. En este recuento anexamos una lista de medidas que se acompañaron en su génesis de la solidaridad.

Antes de la ocurrencia del primer caso en Venezuela fue creada por el Presidente de la República Nicolás Maduro, el 17 de febrero, la Comisión Presidencial para la Atención, Control y Prevención del Covid-19, liderada por la Vicepresidenta, Delcy Rodríguez Gómez, para fortalecer las estrategias y mitigar la propagación del virus en el territorio venezolano.

El Protocolo Nacional de Atención al COVID-19, implementado en el país ha sido avalado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Con ello se garantiza el arsenal terapéutico para dar atención a los afectados, las camas hospitalarias, de Terapia Intensiva, de la red hotelera y más recientemente los hospitales intermedios de campaña de El Poliedro de Caracas y del parque Naciones Unidas en El Paraíso cada una con 1.200 camas para tratamientos de los casos asintomáticos y con síntomas leves.

Una nueva cultura de cuidarse y cuidar a los nuestros, se ha impuesto con la cuarentena social y voluntaria. El despistaje masivo en el territorio que Venezuela lidera como país con más pruebas rápidas y de PCR, el uso del tapaboca, el lavado de las manos, las medias de distanciamiento social y más reciente el Plan 7+7, para dinamizar el aparato productivo del país y cuidar la salud de millones complementan las acciones.

Un aliado incondicional ha sido el Sistema Patria para establecer contacto directo con 20 millones de venezolanos inscritos para intercambiar información de salud.

Estos y otros aspectos de la caracterización del Protocolo Nacional de atención al COVID-19, construido en Venezuela con sus propias particularidades, es hoy bandera de paz y soberanía, frente a la pandemia.

*En relieve*

En el contexto de la solidaridad como sinónimo de metas comunes, lazos sociales y de ayuda sin recibir nada a cambio, hoy la situación también nos obliga a repasar nuestro contexto global y a mirarnos en retrospectiva.

En un breve recuento de esta realidad que nos arropa desde diciembre pasado cuando surgió por primera vez el virus en la Provincia de Hubei, al centro de la República Popular China, – primer país solidario con el mundo en el combate al virus- y luego en su expansión por el mundo los ciudadanos transitan por caminos inciertos frente a la pandemia; el daño a uno es el daño a todos. Bajo esa lógica se hace necesario a nivel global defender la salud por encima de cualquier ganancia. El contagio está en todas partes, en el sistema de transporte, el comercio, la comunidad y hasta en la familia.

Un panorama desolador puede llenar nuestra espiritualidad cuando vemos las alarmantes cifras de contagios, más de 17 millones en todo el mundo al cierre de esta edición y más de 670.000 muertes por la pandemia, refiere como cifras oficiales la Organización Mundial de la Salud (OMS). Aislarnos o sobrevivir en casa no es suficiente, se requiere una mayor voluntad frente a un enemigo letal.

El nuevo Coronavirus ha causado estragos en países desarrollados del globo y no ha dejado de golpear a nuestro continente.

“Aunque la situación en Europa está mejorando, a nivel mundial está empeorando”, advirtió el Director General de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, en una conferencia de prensa virtual en Ginebra durante el mes junio pasado.

Latinoamérica, es hoy el centro de la pandemia asevera la OMS. Mientras tanto la Organización Panamericana para la Salud (OPS) al 31 de julio, refiere que Estados Unidos de América, representa el 47.8% de todos los casos y el 42.6% de todas las muertes de la Región de las Américas y Brasil representa el 28.0% de todos los casos y el 25.7% de todas las muertes.

Combinados, estos dos países representan el 75.8% de todos los casos y el 68.3% de todas las muertes reportadas actualmente en la Región.

La crisis sanitaria arropa a países de la región dado que sus gobiernos actuaron tardíamente en aplicar medidas preventivas para favorecer al capital.

Colombia, uno de los vecinos más cercanos a Venezuela y que se ha negado a cooperar con sus autoridades sanitarias para evitar la propagación de contagios en los pasos fronterizos, hoy alcanza 10.105 muertes por Coronavirus y los casos de contagios totales sumaron 295.508, informó este viernes el Ministerio de Salud, Fernando Ruiz Gómez. El país reportó 295 fallecimientos y 9.488 casos nuevos en las últimas horas.

En referencia al país neogranadino, el Presidente Nicolás Maduro, ha reiterado la necesidad de mantener la solidaridad para ayudar a ambos pueblos, sin embargo la respuesta del Presidente Iván Duque, ha sido nula. Frente a ello se ha pedido la mediación del OPS, para generar políticas que favorezcan a ambas naciones. El sub-registro es también un agente de la gestión colombiana.

La situación no es distinta para países de la región como Perú, el segundo país de Latinoamérica con más casos de COVID-19, más de 19 mil muertes y 407 mil casos de contagios.

Lo propio ocurre en Bolivia que suma un total de 76.779 casos positivos a nivel nacional, según el informe del Ministerio de Salud y suma 2.977 decesos, mientras que Chile presenta cifras oficiales de 355.667 contagios y 9.457 fallecidos y para cerrar referimos a Ecuador que confirmó este viernes 85.355 casos de Coronavirus y 5.702 muertos.

Las cifras de la región que reflejamos dan cuenta que si no se abren caminos de comprensión, cooperación y solidaridad es imposible salvar vidas. Venezuela no escapa a la pandemia y como país del Sur, la realidad de la región la amenaza.

Hoy más que nunca la solidaridad se pone de manifiesto con una abrazo de amor a los connacionales, más de 70 mil que vienen llegando de estos países que viven una crisis sistémica, y se repudian las acciones del Gobierno colombiano que ha permitido el paso de hermanos, sin cumplir las medidas sanitarias que en la actualidad son el principal vehículo del repunte de COVID-19 en la nación.

Ante esta perspectiva, los venezolanos y venezolanas mantenemos la esperanza y la convicción absoluta de seguir transitando este tiempo difícil, sin claudicar a la solidaridad como principal valor humano, sin rendirnos para seguir cuidándonos y cuidar de los nuestros, para vivir con una nueva cultura post pandemia y salir victoriosos.

T: Yndira López/ Greisarith Rodríguez 


Entradas Recientes




Redes Sociales

Facebook

Instagram

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando. No se recuperarán nuevas entradas.

Puede haber un problema con el token de acceso de Instagram que estás utilizando. Es posible que tu servidor tampoco pueda conectarse a Instagram en este momento.

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Puede haber un problema con el token de acceso de Instagram que estás utilizando. Es posible que tu servidor tampoco pueda conectarse a Instagram en este momento.


Entes adscritos