Especial| Día de los Mártires en homenaje a Fabricio Ojeda, ejemplo de dignidad y valentía

Cabecera de sitio Especial| Día de los Mártires en homenaje a Fabricio Ojeda, ejemplo de dignidad y valentía

Cada 21 de junio, en Venezuela, se conmemora la vida del revolucionario Fabricio Ojeda, quien luchó incansablemente por la liberación nacional y el socialismo desde la insurgencia y con ello queda sellado el Día de los Mártires en nuestra nación, pues este insigne combatiente quien además dirigió la revuelta popular del 23 de enero de 1958, para derrocar la dictadura del General Marcos Pérez Jiménez, más tarde fue traicionado por el puntofijismo que le segó la vida.

Esta fecha fue elegida por ser el día en el que Ojeda, fue asesinado en extrañas circunstancias en los calabozos del Servicio de Inteligencia de las Fuerzas Armadas (SIFA), en complicidad con la Agencia Central de Inteligencia (CIA) del Gobierno estadounidense en 1966.

En la época de la dictadura de Pérez Jiménez, Ojeda presidió la Junta Patriótica que lucharía contra el régimen, que caería en enero de 1958 y su figura sería sinónimo de lucha y revolución para el pueblo venezolano durante la década de los 60.

Fabricio Ojeda, maestro, periodista y político nació el 6 de febrero de 1929, en Boconó, estado Trujillo. Desde los 17 años se inició en la actividad política, inscribiéndose en 1949, en el Partido Unión Republicana Democrática (URD), donde militó hasta 1962, fecha en que renunció públicamente.

Fue maestro en el Liceo Hermágoras Chávez de Cabimas, en el estado Zulia y funcionario del Gobierno Regional del estado Monagas.

En el año 1955 inició sus estudios de periodismo en la Universidad Central de Venezuela. Posteriormente en 1956, entra a trabajar en el diario El Nacional donde destacó por la fuente política presidencial. También laboró en los impresos La Calle y El Heraldo.

Tras la caída de la dictadura, en diciembre de 1958, Fabricio Ojeda es elegido diputado del Congreso Nacional, aunque al reconocer la traición del Pacto de Punto Fijo al espíritu popular del 23 de enero, renunció al cargo en 1962, y asumió la lucha armada como vía a la conquista de la liberación nacional.

Considerado protagonista de la revolución venezolana, Ojeda fue detenido por el Ejército el 12 de octubre de 1962, y condenado por el Consejo de Guerra Occidental a 18 años y ocho meses de prisión.

El 15 de septiembre de 1963, logra fugarse de la Cárcel de Trujillo, junto a un grupo de compañeros y se reintegra a la insurgencia, donde obtiene el grado de Comandante del Frente José Antonio Páez y presidente del Frente de Liberación Nacional (FLN), fundador del Partido de la Revolución Venezolana (PRV).

El mártir revolucionario, no solo fue artífice de aquel triunfo popular, sino también de la movilización insurgente ante la actuación de las élites políticas de entonces, que se apropiaron de la victoria de la Junta Patriótica para instaurar un sistema político que excluía a sectores de izquierda y negaba el avance en conquistas sociales.

Palabras de Fabricio Ojeda en el año 1962: “Si muero, no importa, otros vendrán detrás que recogerán nuestro fusil y nuestra bandera para continuar con dignidad lo que es ideal y saber de nuestro pueblo. ¡Abajo las cadenas! ¡Muera la opresión! ¡Por la Patria y por el Pueblo! ¡Viva la Revolución!”.

El 17 de junio de 1966, fue capturado en La Guaira. El 21 de junio, cuatro días después, fue asesinado por el SIFA.

Justicia en revolución

En el año 2012, el Ministerio Publico venezolano ordenó realizar una investigación con el fin de esclarecer las verdaderas causas de la muerte de este militante revolucionario.
El 16 de noviembre del 2012, fueron exhumados sus restos enterrados en el Cementerio General del Sur, en presencia de los familiares de los familiares de Ojeda, el diputado del PSUV Freddy Bernal, junto con diez expertos de la Unidad Criminalística contra la Vulneración de los Derechos

Fundamentales y cuatro fiscales del Ministerio Público.
Posteriormente, el 23 de enero de 2017, los restos mortales del luchador revolucionario fueron trasladados desde el Cementerio General del Sur hasta el Panteón Nacional, en un acto que contó con la participación masiva del pueblo venezolano y representantes de movimientos sociales y políticos.

Hoy 21 de junio de 2020, la nación bolivariana honra la memoria de quienes vivieron, combatieron y ofrendaron su vida por la causa más justa y noble: luchar por los más débiles.

Hoy más que nunca los venezolanos asumimos la responsabilidad de vanguardia, de seguir defendiendo la historia venezolana y seguir firmes en la lucha, los mártires nos reclaman la unidad, una unidad clara y orgánica. En el pasado ellos entregaron su vida y se les recuerda con un solo propósito: mantener vivos los ideales revolucionarios y cristalizar el proyecto Bolivariano de emancipación popular.

¡Por la Patria y por el Pueblo! ¡Viva la Revolución!”
¡La hora de la Revolución ha sonado en todos los relojes!

 

T: Carolina Hernández


Entradas Recientes




Redes Sociales

Facebook

Instagram

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando. No se recuperarán nuevas entradas.

Puede haber un problema con el token de acceso de Instagram que estás utilizando. Es posible que tu servidor tampoco pueda conectarse a Instagram en este momento.

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Puede haber un problema con el token de acceso de Instagram que estás utilizando. Es posible que tu servidor tampoco pueda conectarse a Instagram en este momento.


Entes adscritos