ESPECIAL | Hace un año el pueblo venció el Golpe al Sistema Eléctrico Nacional

Cabecera de sitio ESPECIAL | Hace un año el pueblo venció el Golpe al Sistema Eléctrico Nacional

Hoy se cumple un año del ataque cibernético contra el Sistema Eléctrico Nacional (SEN), sabotaje que afectó al 80% de la población del país (18 de los 23 estados del país). Un ataque planificado que puede ser calificado como crimen de lesa humanidad y cuyo objetivo era profundizar el malestar social y económico de toda la población y que abrigó esperanzas políticas golpistas por parte de la ultraderecha nacional y la Casa Blanca. Este golpe eléctrico fue vencido por el pueblo de Bolívar y triunfó la paz.

El Gobierno Bolivariano, inició una estrategia global y de contraofensiva durante el año 2019, para proteger, defender y garantizar el funcionamiento del SEN, que el 7 de marzo de 2019, a las 4 y 55 de la tarde sufrió un ataque cibernético en el cerebro de la Central Hidroeléctrica Simón Bolívar, ubicada en la represa del Gurí, en el estado Bolívar.

Tras las investigaciones se develó que los protagonistas de esta agresión terrorista, forman parte de los sectores de la ultraderecha nacional e internacional quienes utilizaron la embestida al sistema, como método político para desestabilizar la democracia del país y afectar la vida de millones de venezolanos.

Las autoridades venezolanas se enfocaron entonces, en reactivar en su totalidad el SEN, y superar la arremetida que como nunca antes se había perpetrado, inclusive violando los Derechos Humanos fundamentales de todo un pueblo, y que formó parte de la guerra multiforme que padece Venezuela desde el año 2013, con marca de la Casa Blanca y el Pentágono y a la que el Presidente de la República, Nicolás Maduro, ha descrito como la “primera guerra cibernética en el mundo”.

En ese orden, se implementaron varias medidas para restituir el servicio y normalizar otros que se vieron afectados durante varios días, llegando a causar sufrimiento a la población porque se relacionaban con las necesidades más sentidas, como era el suministro de agua potable, el sistema de transporte masivo Metro de Caracas, el abastecimiento de gas doméstico y otros relacionados con la distribución, transporte y comercialización de alimentos bienes y servicios.

En el mes de junio, el Jefe de Estado, designó al ingeniero Freddy Brito, como Ministro del Poder Popular para la Energía y presidente de la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec), para que en un trabajo arduo se estabilizará el SEN en todo el país, acometiendo una serie de acciones que se realizaron con la dirección de la Vicepresidenta Ejecutiva de la República, Delcy Rodríguez y la Vicepresidencia Sectorial de Obras Públicas y Servicios a cargo de M/G Néstor Luis Reverol, para optimizar el suministro eléctrico.

El patriotismo, experiencia y esfuerzo humano de las trabajadoras y trabajadores del sector eléctrico y de las empresas básicas se puso de manifiesto y como una sola fuerza en perfecta unión y sin descanso, después de aquel 7 de marzo, lo dieron todo para entregarle al pueblo lo mejor de sí y progresivamente fueron estabilizando el SEN.

LA EMBESTIDA

Este ataque a Venezuela se trató de «tecnología de alto nivel que solo tiene el Gobierno de Estados Unidos (…) producen ataques electromagnéticos contra las líneas de transmisión» e interrumpen sucesivamente el proceso para reconectar las distintas estaciones, indicó el Mandatario Nacional, Nicolás Maduro, el sábado 9 de marzo.

Un ataque de pulso electromagnético (EMP por sus siglas en inglés) puede ser detonado de diversas formas trayendo como consecuencia efectos directos e indirectos, como lo ocurrido entonces en Venezuela.

Los primeros son debido al “shock” electromagnético y tensión causada sobre los sistemas eléctricos en Tierra. Dañados y destruidos los controles electrónicos, entonces las desmejoras se expanden hacia los sistemas conectados, refieren medios internacionales.

De acuerdo con el portal Misión Verdad, el cuerpo militar de la Aviación de los Estados Unidos publicó a principios de 2018, un informe sobre las posibles consecuencias en caso de ser víctimas de un ataque electromagnético. En este se profundiza sobre la interrupción súbita por medio de un ataque de EMP y concluye que puede interrumpir por un largo período de tiempo el sistema o red eléctrica de cualquier Estado.

Esto se logra debido a la interconectividad de los sistemas e infraestructuras computarizadas. Situación que no se aleja de lo ocurrido en el Gurí, que sufrió un ataque cibernético al control automatizado de regulación Ardas, una especie de cerebro electrónico computarizado que regula las 20 máquinas del sistema hidroeléctrico, explicó en esa oportunidad el Vicepresidente Sectorial de Comunicación, Cultura y Turismo, Jorge Rodríguez.

El referido documento además señala entre los posibles resultados del ataque por parte de Estados Unidos a otro país víctima, una revuelta social en “horas”, consecuencias tecnológicas en numerosos equipos y circuitos de computadoras, fallas en la energía eléctrica durante “largo tiempo”, además de señalar que serían requeridos al menos 18 meses en sustituir los elementos clave de la red o sistema lastimado.

Esta escalada golpista evidencia lo desvinculado que está la extrema derecha, de la agenda de diálogo y paz que ha propuesto el dignatario venezolano, Nicolás Maduro.

Entre el 7 y 10 de marzo de 2019, Venezuela, producto de un sabotaje focalizado en el cerebro informático de la principal central hidroeléctrica (El Gurí, estado Bolívar), vivió la interrupción del servicio eléctrico más prolongada y extendida de su historia reciente.

Ese 7 de marzo, cerca de las 5 de la tarde se produjo una caída de los sistemas esenciales de suministro eléctrico en más de un 80% del territorio nacional. El apagón fue súbito y general.

A 72 horas luego del atentado, la ciudad de Caracas había recuperado la energía en la mayoría de sus sectores y en las siguientes horas, se añadieron los estados orientales, del centro y del sur. El eje occidental tuvo retrasos, extendiéndose la estabilización hasta 24 horas más en Táchira, Mérida, Trujillo, Zulia y Lara.

El 10 de marzo, la revista estadounidense Forbes publicó una nota de Kalev Leetaru, donde afirmó que era “muy realista” la afirmación de que el gobierno estadounidense efectivamente lanzó un ataque cibernético contra el SEN.

El balance oficial del día miércoles, 13 de marzo, presentado por el ministro del Poder Popular para la Comunicación, Cultura y Turismo, Jorge Rodríguez era favorable, a pesar de que el ciberataque al centro de generación eléctrica ocasionó pérdidas de 877 millones de dólares a la nación venezolana.

GOLPE ELÉCTRICO POR FASES

Este fue solo el inició de una serie de ataques que se fueron desarrollando durante todo el año 2019.

Muestra de esto, es que el 25 de marzo cuando un segundo mega apagón ocurrió a tan solo unos días de haberse restablecido la energía. En esa ocasión, un nuevo ataque había incendiado el Complejo Hidroeléctrico Simón Bolívar.

El 29 de marzo, los venezolanos sufrieron un tercer mega apagón con principal afectación en el occidente del país, siendo Zulia el estado más afectado.

Posteriormente, a las 4:45 de la tarde de este lunes 22 de julio ocurrió un ataque electromagnético contra el sistema de generación de energía eléctrica del país, que provocó la interrupción del servicio en casi todo el territorio nacional.

La actuación inmediata y el trabajo ininterrumpido del talento humano de CORPOELEC, había logrado en menos de 24 horas avanzar en el restablecimiento de la operatividad del SEN.

El Jefe de Estado, durante una reunión de orientación a las Unidades Populares de Defensa Integral (UPDI) de la Milicia Nacional Bolivariana, denunció una serie de nuevas agresiones al SEN, ocurridos el lunes 11 y martes 12 de noviembre.

Asimismo, el presidente Maduro denunció un nuevo sabotaje al servicio eléctrico de empresas de Guayana, el 30 de noviembre.
“La guerra al servicio eléctrico continúa todos los días. Hoy sabotearon el servicio eléctrico en las empresas de Guayana. La derecha fascista y el imperialismo tienen un equipo de guerra eléctrica contra el pueblo, lo venimos derrotando, pero ellos siguen saboteando el servicio eléctrico de nuestro pueblo venezolano”, aseguró.

El 16 de diciembre, durante la presentación del Proyecto de Ley de Presupuesto para el Ejercicio Fiscal del año 2020, en la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), la Vicepresidenta Ejecutiva de la República, Delcy Rodríguez, indicó que el peor sabotaje en contra del pueblo venezolano, fue el de paralizar las máquinas hidroeléctricas del Gurí, el cual tenía como objetivo desestabilizar y fomentar el terror en el país.

“El Sistema Eléctrico se convirtió en una poderosa herramienta para atacar al pueblo, pero la respuesta de los venezolanos fue de absoluta conciencia porque sabían lo que había detrás de estos planes”, aseguró Rodríguez.

A su vez, señaló que la oposición, no puso en marcha estos planes desestabilizadores por defender la democracia, ni para defender los Derechos Humanos en Venezuela, sino que lo hicieron para despojar a la Patria de importantes activos.

“A pesar de los ataques permanentes y sucesivos contra el Sistema Eléctrico Nacional, el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, ha hecho importantes inversiones que llegan a cerca de 500 millones de euros para la recuperación de este sistema, para así prestar y garantizar este servicio esencial para la población”, destacó la Vicepresidenta Ejecutiva.

TRAIDORES A LA PATRIA

La oposición venezolana al mando del autoproclamado Juan Guaidó, en lugar de asumir una actitud colaborativa y de apoyo a sus connacionales, para superar la crisis, aprovecharon la ocasión para magnificar la ansiedad y angustia e intentar encender la anarquía en las calles, alentando los conatos de violencia y saqueo que no llegaron a trascender más allá.

Durante estos actos de corte terrorista ocurridos contra el SEN en el año 2019, el pueblo de Venezuela, de la mano de un Gobierno solidario y lleno de amor, nunca se dejó vencer por la angustia, por el contrario, las familias establecieron planes para abordar las necesidades más apremiantes de las comunidades y se consolidó un entramado social de solidaridad, cooperación y sobre todo de conciencia social para mantener la paz colectiva en el territorio.

Una de las mejores imágenes que dejó los múltiples sabotajes eléctricos, fueron las noches, que lejos de intimidar a los venezolanos, les dio la fuerza e impulsó necesaria para mantenerse firme ante su deseo de ser libre e independientes.

T: Yuleisy Matheus


Entradas Recientes




Redes Sociales

Facebook

Instagram

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando. No se recuperarán nuevas entradas.

Puede haber un problema con el token de acceso de Instagram que estás utilizando. Es posible que tu servidor tampoco pueda conectarse a Instagram en este momento.

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Puede haber un problema con el token de acceso de Instagram que estás utilizando. Es posible que tu servidor tampoco pueda conectarse a Instagram en este momento.


Entes adscritos