ESPECIAL | Retiro de Venezuela de la OEA una decisión libre y soberana frente a la agresión imperial

Cabecera de sitio ESPECIAL | Retiro de Venezuela de la OEA una decisión libre y soberana frente a la agresión imperial

Venezuela, con la llegada de la Revolución Bolivariana, en 1999, además de constituirse como un ejemplo para los pueblos que luchan por la reivindicación de sus derechos, se ha establecido en el mundo como un modelo de dignidad y de lucha en la defensa de la soberanía e independencia y del establecimiento de las relaciones con otros países sobre la base del respeto.

En todos los escenarios estos principios han sido defendidos por Venezuela, incluso ante potencias imperiales como Estados Unidos.

El 27 de abril, fue un día histórico para la Paz y Soberanía de la Patria, dado que, Venezuela oficializa su salida de la Organización de Estados Americanos (OEA), en respuesta digna a las invariables agresiones del organismo a través de su Secretario General, Luis Almagro.

La OEA, llevo a cabo acciones injerencistas y arbitrarias contra la soberanía de Venezuela en los últimos años razón por la cual la nación manifestó su retiro en el año 2017.

Previamente, el 31 de mayo de 2017, Almagro hace verdaderas peripecias, en sintonía con gobiernos cipayos, para activar la Carta Democrática contra la nación y el Presidente de la Republica, Nicolás Maduro, denunció esta conspiración y convocó los preceptos constitucionales para salir del organismo multilateral y defender a la nación de una intervención militar.

“Tengo el orgullo de decir, en uso de mis atribuciones exclusivas tomé la decisión de retirar a nuestra patria de la OEA, de liberar a nuestra patria del intervencionismo, de liberar a nuestra patria de tanta ilegalidad,de tanto abuso somos libres de la OEA y más nunca volveremos”
Nicolás Maduro, 2017

A su vez, esta organización ha hecho caso omiso a la represión de gobiernos neoliberales contra los movimientos populares, progresistas y de izquierda, así como ante el asesinato de miles de dirigentes campesinos, populares y activistas de derechos humanos.

La gestión para la salida de Venezuela de la OEA, fue realizada por la entonces Canciller de la República, Delcy Rodríguez. El país suramericano marcó el destino de una organización que se desarticula, a consecuencia de actos espurios claramente injerencistas producto de una alineación de gobiernos de derecha en la región, tutelados en la OEA, mediante la acción directa de la Administración de Donald Trump.

«La OEA persistió en acciones intrusivas contra la soberanía de nuestra patria y por ende procederemos a retirarnos de la organización. Nuestra doctrina histórica está enmarcada en la Diplomacia Bolivariana de Paz y nada tiene que ver con la OEA»
Delcy Rodríguez, 2017

La OEA como agente de la intervención en Venezuela

Poco antes de ser adoptada la decisión de salida de la OEA por el Gobierno Bolivariano, sectores extremistas de la oposición venezolana estimularon una escalada de violencia sin precedentes en el país. Desde la OEA, por su parte, se intensificó la intervención en los asuntos internos de Venezuela en una violación flagrante a la Carta de la Organización, suscitando la histórica decisión del Ejecutivo Nacional.

Según la Carta de la OEA, “ningún Estado o grupo de Estados tiene derecho de intervenir, directa o indirectamente, y sea cual fuere el motivo, en los asuntos internos o externos de cualquier otro. El principio anterior excluye no solamente la fuerza armada, sino también cualquier otra forma de injerencia o de tendencia atentatoria de la personalidad del Estado, de los elementos políticos, económicos y culturales que lo constituyen”.

Las sesiones y resoluciones propuestas en la OEA alentaban las manifestaciones violentas que entre abril y julio de 2017, buscaban derrocar a la Revolución Bolivariana, y cuyo resultado fue la muerte de decenas de personas, incluso quemadas en vida en medio de las denominadas “guarimbas”, además de los daños materiales ocasionados a instituciones públicas y privadas.

Asimismo, un ejemplo del fracaso de la OEA, en su intento de dominar a Venezuela fue la creación del Grupo de Lima, conformado por gobiernos de derecha, monitoreados por EEUU, los cuales han sido emblemáticos en la violación sistemática de su propio documento, atentando contra el espíritu del modelo político de Venezuela, negando sus instituciones y los legítimos derechos ejercidos a través del voto por parte de la población venezolana.

Estos gobiernos ignoran en su narrativa el abandono, el sufrimiento, las desigualdades y asimetrías de sus propios pueblos, víctimas de modelos excluyentes de corte neoliberal y en contraposición alientan sanciones que causan daño al pueblo venezolano. Ante esto Venezuela se levanta para dar pasos firmes de paz y de soberanía.

Es importante resaltar, que la dictadura implantada en la OEA, es una amenaza para la paz y la seguridad regional e internacional y; en tal sentido, el gobierno de la República Bolivariana de Venezuela, alerta a la comunidad internacional sobre futuras acciones que ese grupo belicista pretende ejecutar contra la nación en franca vulneración del derecho internacional.

El Gobierno Bolivariano continuará desarrollando su Diplomacia Bolivariana de Paz, en aras de fortalecer las relaciones de cooperación y amistad que ha caracterizado la política exterior de la nación, y rechazará cualquier ataque imperial que atente contra la Paz y Soberanía de la Patria Grande, y contra el Legado del Comandante Eterno, Hugo Chávez.

T: Carolina Hernández 


Entradas Recientes




Redes Sociales

Entes adscritos