Gobierno Bolivariano presenta pruebas de vinculación directa de Guaidó con banda narcoparamilitar colombiana

Comparte y difunde

El ministro del Poder Popular para Relaciones Interiores, Justicia y Paz, Néstor Reverol, presentó pruebas que vinculan al diputado a la Asamblea Nacional (AN) en desacato, Juan Guaidó, con la organización narcoparamilitar colombiana “Los Rastrojos”, como parte de las acciones criminales de la extrema derecha.

“El Ejecutivo Nacional consignará todos los elementos de interés criminalístico al Ministerio Público para que se inicien las respectivas investigaciones y se haga justicia. Una vez más hemos develado este plan desestabilizador de la derecha venezolana en complicidad con el narcoparamilitarismo colombiano para atentar contra la paz de nuestro pueblo”, aseveró durante declaraciones ofrecidas en el Palacio de Miraflores en Caracas.

En ese sentido, Reverol destacó que la misma se considera la más peligrosa de Colombia, dedicada al narcotráfico, sicariato, secuestro, extorsión, reclutamiento de menores de edad, “mientras que en la frontera se concentran en el contrabando de extracción desde Venezuela hasta Colombia, especialmente contrabando de combustible para el procesamiento de cocaína”.

Del mismo modo, detalló que luego de la detención de Roberto Marrero, dirigente de Voluntad Popular, se demostró la vinculación de Guaidó con esta organización criminal.

“De acuerdo con las investigaciones realizadas por los órganos de inteligencia venezolanas, en el mes de marzo se produjo la detención de Roberto Marrero, dirigente de Voluntad Popular y mano derecha de Juan Guaidó. A partir de allí se demostró su vinculación con esta organización criminal y además aportó a los órganos de inteligencia información valiosa que nos condujo a la captura de Wilfredo de Jesús Torres Gómez, alias ‘Neco’, en la ciudad de Valencia”, dijo el Ministro.

Asimismo, subrayó que la salida del parlamentario en desacato a territorio colombiano en febrero se trató de una operación de extracción por narcoparamilitares colombianos, quienes le brindaron seguridad y custodia durante el recorrido en territorio neogranadino, desde un sector denominado La Palmita en el estado Táchira, hasta Puerto Santander.

“Todas esas comunidades fueron sometidas por más de 24 horas a toque de queda paramilitar para evitar que Guaidó fuese visto y como parte de una condición de traslado”, denunció Reverol, quien manifestó que se evidencia “en las recientes fotografías publicadas en distintos medios nacionales e internacionales, sobre todo medios colombianos, y reconocidos por la Policía de Colombia, donde evidencian y dan fe de la organización narcoparamilitar a la cual pertenecen”.

Comparte y difunde