Concluyó I Encuentro Nacional de Tecnólogos e Innovadores populares por la “Arepa Soberana”

En la búsqueda de superar la guerra económica, propiciada por sectores de la derecha contra el pueblo venezolano, este sábado concluyó el I Encuentro Nacional de Tecnólogos e Innovadores de la harina de maíz “Arepa Soberana”, el cual se desarrolló en  las instalaciones de la Escuela Venezolana de Planificación, enLa Rinconada, Caracas, desde el pasado jueves 27 de octubre hasta el sábado.

Con el lema “Ideas para producir, saberes para producir”, esta actividad contó con la participación de más de 150 tecnólogos e innovadores, inmersos en la producción, almacenamiento y procesamiento del maíz; y más de 85 promotores de redes de producción de semillas agroecológicas y de bioinsumos, quienes se unieron en este escenario para mostrar su ingenio y voluntad para proteger el alimento más consumido por los venezolanos, la arepa.

Durante el encuentro, estos tecnólogos populares intercambiaron y socializaron experiencias y aprendizajes adquiridos, tras un arduo trabajo en la búsqueda de soluciones a la escasez de la harina de maíz precocida, inducida por sectores privados del país, demostrando que el pueblo organizado se crece en medio de las dificultades.

Desde su inicio, este evento contó con la participación de diversas autoridades del Gobierno Bolivariano, así como de invitados nacionales e internacionales, quienes realizaron importantes aportes e intercambio de ideas con los tecnólogos,  logrando diseñar, a través de varias mesas de trabajo, una agenda de acción concreta para los próximos días.

Así mismo, se logró la articulación de las experiencias más avanzadas desde la Gran Misión Saber y Trabajo con instituciones del Estado, como el Instituto de Ingeniería para Investigación y Desarrollo Tecnológico, el Instituto Nacional de Capacitación y Educación Socialista (Inces), el Instituto Nacional de Investigaciones Agrícolas (INIA) y el Centro de Investigaciones del Estado para la Producción Experimental Agroindustrial (Ciepe).

Por otra parte, la asistencia del Poder Popular fue masiva y se evidenció el interés de impulsar proyectos como estos desde sus comunidades, y la voluntad del pueblo organizado de participar protagónicamente en la búsqueda de soluciones, en medio de las adversidades.

Finalmente, estos innovadores esperan culminar sus proyectos tecnológicos con el apoyo del Gobierno nacional, para garantizar la instalación de las primeras 100 plantas procesadoras de harina de maíz precocida de escala comunal y que sus productos sean distribuidos a través de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap), a precios justos y con el objetivo de proteger al pueblo venezolano del capitalismo salvaje.

img_6663

img_6642

img_6074

img_5994

T y F: Gran Misión Saber y Trabajo