Desde España: Proponen radicalizar acciones de la Revolución Bolivariana ante Guerra Económica contra Venezuela

Lo que para muchos resulta una consigna política del Gobierno Venezolano para justificar la actual crisis económica en el país petrolero, ha podido ser demostrado por la economista y profesora universitaria Pascualina Curcio en conversatorios con distintas organizaciones políticas y sociales de España.

“La Guerra Económica es un hecho real, comprobable, del cual han sido víctimas distintos países que han intentado construir un modelo de soberanía económica, independientes de los intereses transnacionales. Chile, Nicaragua y Cuba pudieran ser ejemplos que encabecen la extensa lista”, comentó la catedrática venezolana durante su visita al país ibérico.

Curcio es Profesora Titular del Departamento de Ciencias Económicas y Administrativas, y miembro del Consejo Directivo de la Fundación Instituto de Estudios Avanzados (Idea).

Cataluña, Valencia y el País Vasco conocieron los resultados reunidos en su libro “La mano visible del Mercado”, publicado el mes pasado, de sus investigaciones sobre el desabastecimiento, la inflación y el bloqueo financiero en los años de la revolución bolivariana. Este trabajo alerta sobre el origen de estas perturbaciones, que no tienen explicación en las teorías económicas, sino que se deben a una lucha política. La investigación se basa en información proveniente de fuentes oficiales, nacionales e internacionales, tales como: el Banco Central de Venezuela, Cepal, Instituto Nacional de Estadística, Cencoex e informes de producción de distintas empresas que operan en Venezuela.

Por otra parte la economista venezolana resaltó “la manipulación del tipo de cambio, que ha sido la principal y efectiva estrategia de la guerra económica contra el pueblo”.

Miren Etxezarreta, economista española, resaltó que “tener soberanía no siempre significa tener la soberanía económica” lo que a su juicio “significa un grave peligro en la sostenibilidad de los procesos revolucionarios si no se involucra al poder popular en la tarea de construir un nuevo modelo”.

Pau Llonch, representante de movimientos juveniles en Cataluña, manifestó estar informado, a pesar del cerco mediático internacional, del bloqueo y ataques en contra de la economía venezolana. “No descansarán hasta doblegar la voluntad de un pueblo que decidió ser independiente. Hay que aplicar todo el peso de la ley y radicalizar la lucha en escenarios nacionales e internacionales. La comunidad internacional les acompañará en la tarea de preservar vuestra independencia y revolución”, comentó Llonch.

Los asistentes a los distintos foros firmaron un manifiesto en rechazo a la guerra económica y propusieron generar una plataforma comunicacional para compartir información y propuestas, así como para interactuar de forma directa y periódica, a través de herramientas tecnológicas, con organizaciones políticas y sociales venezolanas.

guerra-economica3