Tareck El Aissami, el hombre que capturó 102 capos y decomisó 55,7 toneladas de droga al año

Comparte y difunde

El último Informe Mundial sobre Drogas de la Organización de Naciones Unidas (ONU) año 2016 reveló que los Estados Unidos (EE.UU) se ubica en tercer lugar entre los países que más consumen cocaína. Pese a ello, esta nación esquiva a su conveniencia su responsabilidad en el mercado de los estupefacientes y tiende a atacar a otros gobiernos por este flagelo.

Nada tan lejos de la realidad. El Departamento del Tesoro de los EE.UU. arremetió recientemente contra el Vicepresidente Ejecutivo de la República Bolivariana de Venezuela, Tareck El Aissami, imponiéndole una sanción que lo vincula a redes del tráfico de droga y lo suma a la famosa lista Clinton, un libro negro en el cual se incluyen a personas y empresas que bajo criterio no sustentado legalmente, son señaladas de forma pública en actos criminales.

4

El país norteamericano muestra dos fases repetitivas: la sugestión y la repetición. Ya son varios los líderes de la Revolución Bolivariana que han sido golpeados por campañas mediáticas y falsos positivos, pero en esta oportunidad, paradójicamente, centró su blanco en el hombre que ha trabajado con contundencia en contra del narcotráfico.

Los datos lo respaldan. Para el año 2011, Tareck El Aissami, durante su gestión como Ministro de Interior y Justicia, sostuvo acuerdos de cooperación antidrogas con 38 países de diversos continentes, entre ellos: Italia, Siria, República Dominicana, Gambia, Rusia, Ecuador, Guyana, Reino Unido y Países Bajos.

Esto, no sólo daba cuenta de la voluntad política del Estado venezolano en la lucha antidroga, sino que además sirvió para arrojar resultados positivos en cuanto al decomiso y captura de narcotraficantes.

En 2010, según informó el propio El Aissami a los medios de comunicación, se incautaron 64 toneladas de diferentes drogas, lo que le valió a Venezuela el reconocimiento de la ONU, organismo que ubicó ese año al país suramericano por sexta ocasión consecutiva como la nación con mayor recolección de drogas ilícitas.

12

Pero, ¿Quién es el hombre víctima de los falsos positivos de los EE.UU?. Tareck El Aissami, actual Vicepresidente Ejecutivo de la República, se graduó con honores como Abogado y Criminólogo en la Universidad de Los Andes, alma mater donde presidió el Centro de Estudiantes de Derecho y la Federación de Centros de Estudiantes, perteneciendo al movimiento Utopía 78.

Desde 2005, ejerció importantes funciones en la administración pública, fue diputado de la Asamblea Nacional y es más recordado por su gestión en el Ministerio de Interior y Justicia, cargó que ocupó desde 2008.

La transparencia de su gestión fue aplaudida por el Comandante Supremo Hugo Chávez Frías y por el presidente colombiano Juan Manuel Santos, quien elogió públicamente la captura que hizo del capo Maximiliano Bonilla, alias Valenciano.

En su haber tiene la fortuna de haber aprehendido a 102 narcotraficantes, de los cuales 21 fueron extraditados a los EE.UU, y la incautación de un aproximado de 55,7 toneladas de droga al año.

Asimismo, fue quien destruyó pistas, avionetas y laboratorios de droga, que servían como medio para la distribución y comercio de sustancias ilícitas, entre Venezuela y Colombia. Solo en el año 2012, según refiere la Agencia Venezolana de Noticias, unas 333 pistas clandestinas habían sido destruidas.

A pesar de las siete bases militares estadounidense en Colombia y una inversión de más de 6 mil millones de dólares en materia de lucha antidroga en la nación cafetalera, este país es el mayor productor de cocaína y EE.UU. el que más la consume.

La National Institute on Drug Abuse (Instituto Nacional de Abuso de Drogas) refiere que en el 2011, unos 21.6 millones de personas en los EE.UU (el 8.4 por ciento de la población) necesitaron tratamiento para un problema relacionado con las drogas o el alcohol, pero apenas unas 2.3 millones de personas (menos del 1 por ciento de la población) lo recibieron en un centro especializado.

Como lo dijo Chávez en una de sus recordadas alocuciones, “la profecía de Bolívar no hizo otra cosa que cumplirse. EE.UU. Parece destinado por la Providencia para plagar la América de miserias a nombre de la libertad y todos los gobiernos que de una u otra manera se oponen al imperialismo comienzan a ser atacados, comienzan a ser satanizados, atropellados”.

 

Texto: Natalie Rosales

Foto: Cortesía

Comparte y difunde