Vicepresidente El Aissami: EE.UU. busca argumentos para intervenir a Venezuela

El Vicepresidente Ejecutivo de la República, Tareck El Aissami, afirmó que el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos solo busca argumentos para intervenir a Venezuela y provocar lo que calificó como “una guerra criminal”.

En entrevista para el programa Con Amorin, transmitido por Venezolana de Televisión, dijo que la campaña en su contra es una retaliación política por haber desenmascarado durante su gestión como ministro de Interior y Justicia, en el periodo 2008-2012, a la Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés), cuyo trabajo fue poco eficiente en la incautación de droga y detención de cabecillas del narcotráfico.

“Tenemos argumento sólidos, es una guerra criminal… si tienen las pruebas (El Departamento del Tesoro), ¿por qué no las llevan a la justicia estadounidense”, arguyó, al tiempo que detalló sobre la existencia de un grupo de abogados en EE.UU. ejerciendo el derecho a la defensa de la nación y suya propia.

“Es una campaña de una oficina Administrativa, de la Oficina de control de Activos Extranjeros de Estados Unidos (OFAC), pero no hay ni un solo elemento probatorio, ni lo va a haber”, fustigó.

El vicepresidente declaró que las acusaciones en su contra son un reconocimiento a su lucha antiimperialista. “Preocúpate si a mí el Departamento del Tesoro me llamase a imponerme una condecoración o a felicitarme (…) todas las infamias en mi contra se van a caer, no han presentado la primera prueba”, declaró.

Continuó diciendo que todo se ha tratado solo de discursos y desmintió que posea bienes en los EE.UU.. “La derecha sí tiene bienes y apartamentos en Miami”, aseveró.

Por otro lado, recordó que en su gestión como ministro de Interior y Justicia, se generaron cables diplomáticos que son pruebas fehacientes de que el Gobierno Bolivariano ha sido honesto en su lucha contra el narcotráfico.

“El 9 de febrero de 2010, yo era ministro de Interior y Justicia, y se envió un cable que decía que el pasado 2 de febrero el Gobierno Bolivariano había dado orden de deportar fugitivos, que el ministro lo había instruido por el presidente Chávez para ser devueltos a sus naciones (…) se envió de la embajada Yankee de aquí a allá”, expresó.

Asimismo, precisó que el cable manifiesta los deseos de los representantes norteamericanos para que “nuestros gobiernos puedan contar con la claridad y transparencia de los funcionarios venezolanos”.

El Gobierno Bolivariano, tras la salida de la DEA del país, logró capturar más de cien importantes jefes del narcotráfico, duplicar la incautación de droga y desmantelar la logística de los principales cabecillas de la mafia de la droga.

Texto: Natalie Rosales