Pueblo venezolano enfrenta la desinformación con la comunicación popular

El Poder Popular es cada día más consciente del papel que juegan los medios de comunicación desde aquel abril del año 2002, cuando televisoras, radios y diarios privados se prestaron para el impulso de un golpe de Estado contra el presidente venezolano electo democráticamente, Hugo Rafael Chávez Frías.

Ante una realidad aplastante, personas desde distintos puntos del país contrarrestaron la censura impuesta por los medios hegemónicos y se armaron con micrófono, lápiz y grabadores para contarle al mundo la verdad de los hechos ocurridos en el país y así derrotar la llamada guerra de cuarta generación, que tiene su centro de acción en el manejo de la opinión pública y la manipulación de las percepciones.

Los acontecimientos de abril de 2002 revelaron la gran muestra de participación y consciencia histórica-política de una parte de la población que se reveló contra la violación de un derecho fundamental: el de estar debidamente informado.

Para sitios web como Comunicación Popular Argentina, el fenómeno de que el pueblo se apropie de la comunicación popular se define como un espacio colectivo que abre su vía de comunicación a la participación de distintas organizaciones barriales, comunitarias o asamblea vecinales.

Por su parte, Ley de Comunicación del Poder Popular del Gobierno Bolivariano de Venezuela precisa que este proceso autónomo, integral, continuo y permanente, debe estar basado en la dialógica de los saberes colectivos, el conocimiento libre y la dialéctica histórica que transmite los valores humanos, culturales, sociales, democráticos, protagónicos, corresponsables y de equidad.

Este nuevo modelo, cuya iniciativa es revolucionaria, brinda un lenguaje no alineado ni alienante, posibilitando la participación libre y la transformación de la sociedad. Además, su desarrollo solo será posible en igualdad de condiciones, construyendo espacios y medios para su puesta en práctica.

¿Por qué la creación de una ley?

La Comisión Permanente del Poder Popular y Medios de Comunicación de la Asamblea Nacional, para el 26 de julio de 2011, presentó por iniciativa del pueblo un proyecto para la comunicación popular, con el objetivo de establecer un marco jurídico  propicio que les asegure a los medios alternativos y comunitarios, equidad.

Del mismo modo, también establecer el  acceso de los protagonistas a las tecnologías de la información y la comunicación, a la formación técnica y profesional, así como a fuentes de financiamiento y sustentabilidad, y/o espacios para la difusión de contenidos.

El pueblo comunicador en sus diversas expresiones ha jugado un papel importante en las luchas sociales, por ello la ley hace la salvedad de que se debe por obligación garantizar y potenciar el derecho a la comunicación, fomentar la organización y promover el Sistema Nacional de la Comunicación Popular.

Esta propuesta de ley vino tras el hito histórico de la lucha de los colectivos comunicacionales que, en ocasión del Golpe de Estado de 2002, cumple con informar al pueblo, lo que corporaciones mediáticas privadas y transnacionales silenciaron, deformaron y manipularon, con el propósito de justificar el derrocamiento de Chávez.

2017: El reto es informar

Tras 15 años del golpe de Estado contra Hugo Chávez, los mismos protagonistas de la comunicación popular que develaron el plan insurreccional y la censura de los medios privados, se trazan como principal compromiso, ser la voz de un país que aún sufre los ataques de la derecha imperial.

Mirza Vera Cabello, miembro de radio Rebelde 91.5 FM, aseguró que estos días de abril son importantes para los colectivos comunicacionales porque recuerdan cómo reivindicaron el trabajo de los periodistas de las comunidades.

“Estamos siempre en todos lados defendiendo la revolución con la información y pendientes de los hechos que ocurren actualmente en Venezuela”, precisó, para luego prometer que hoy más que nunca está preparada para defender la patria de todas las mentiras y conjuras de las grandes corporaciones de la comunicación.

“Fuimos los que sacamos la verdad al aire, hicimos tomas de lo que realmente pasó ahí el 11-A, hay tomas que inculpaban a ciertos camaradas y ahí, nuestras tomas, fueron las que revelaron la verdad en el juicio que luego se abrió”, detalló sobre su loable labor.

Pero cumplir con ello no fue una tarea tan sencilla. “Nos pusimos en puntos estratégicos, pasamos desapercibido porque nadie nos conocía, éramos desconocidos, y fuimos apostándonos en sitios  estratégicos para hacer las tomas, fotos (…) muchos de nosotros ahora es que nos damos a conocer”, precisó Vera.

Para esta representante del cambio comunicacional surgido en época de revolución, la comunicación debe estar en el corazón para decir la verdad. “Nuestro  deseo es que se diga la verdad y que no se venda, que no se preste para ninguna corrupción, que sea auténtica y verdadera y que se den a conocer los hechos tal como son”, subrayó.

Sobre los medios golpistas de 2002, expresó que “esa gente me da lástima porque debieron saber que la verdad es lo primero, es lamentablemente que estos compañeros se hayan prestado para venderse”.

Preparados contra el acecho

Carmen Almao, del canal comunitario Catia TV, dijo que el papel de la comunicación alternativa actualmente tiene mayor relevancia porque las grandes transnacionales se han encargado de tergiversar la realidad del país, “siempre mintiendo y diciendo medias verdades”.

“¡Nosotros decimos NO a la injerencia e intervencionismo! (…) quieren hacer ver que estamos en dictadura, en guerra, que el país se está cayendo y eso es mentira, por eso tenemos la tarea de decir la verdad aquí y en todos los pueblos”, sostuvo.

Almao manifestó que este es momento de comunicar que el pueblo venezolano quiere paz: “es importante que los medios comunitarios se activen en este compromiso”.

Relató que, “el 11 de abril de 2002 se conoce como un golpe comunicacional, puesto que todos los medios de comunicación privados cambiaron su programación y no pasaron lo que realmente ocurrió, dijeron mentiras (…) y el papel de los medios comunitarios fue primordial”.

“Dimos voz a los que no tenían voz, dimos rostro a los desconocidos, y fuimos escuchados a nivel internacional, porque a VTV le habían tumbado la señal y Catia TV pasó la información junto a otras radios”, detalló.

 

Constitución respalda la comunicación

No solo con leyes el Gobierno Revolucionario ha defendido la libertad del pueblo a estar informado, la gran Carta Magna venezolana expresa en su articulado que  es una necesidad, obligación y derecho de todos y todas, conocer de los acontecimientos del país y el mundo.

Artículo 57. Toda persona tiene derecho a expresar libremente sus pensamientos, sus ideas u opiniones de viva voz, por escrito o mediante cualquier otra forma de expresión, y de hacer uso para ello de cualquier medio de comunicación y difusión, sin que pueda establecerse censura. Quien haga uso de este derecho asume plena responsabilidad por todo lo expresado.

No se permite el anonimato, ni la propaganda de guerra, ni los mensajes discriminatorios, ni los que promuevan la intolerancia religiosa (…).

Artículo 58. La comunicación es libre y plural, y comporta los deberes y responsabilidades que indique la ley. Toda persona tiene derecho a la información oportuna, veraz e imparcial, sin censura, de acuerdo con los principios de esta Constitución, así como a la réplica y rectificación cuando se vea afectada directamente por informaciones inexactas o agraviantes.

Los niños, niñas y adolescentes tienen derecho a recibir información adecuada para su desarrollo integral.

 

¡Chávez rompió los esquemas!

Aunque no era periodista siempre se manifestó apasionado por la comunicación. Hugo Chávez, como líder de América y del mundo, fue conocido por romper todos los esquemas comunicacionales del país y aprobar leyes para fortalecer el rol de la comunicación alternativa.

Desde entonces, en el país se fundaron más de 240 radios, 50 televisoras y al menos 300 periódicos populares y comunitarias, y se inicia la conformación de espacios webs, guerrillas, colectivos muralistas y otros afines, para impulsar la práctica comunicacional de la mano con las comunidades.

En 2012, cuando era candidato presidencial por la reelección, Chávez expresó que los medios alternativos y comunitarios han cumplido a lo largo de la historia y destacó la importancia de todo el proceso de cambio que atravesaba la comunicación y  el debate público y político.

“El impacto que han tenido y tienen en la valoración de los criterios políticos de la masa popular venezolana. Eso es difícil de medirlo. Pero ustedes han cumplido una labor muy, muy positiva, estoy completamente seguro. Como la cumplieron durante la jornada del 11, 12 y 13 de abril (de 2002)”, aseveró el jefe de Estado en referencia al papel que jugaron los colectivos comunicacionales al denunciar y dar a conocer los atropellos a los derechos humanos cometidos por los golpistas, encabezados por el empresario Pedro Carmona Estanga.

Texto: Natalie Rosales

Foto: Cortesía