Presidente Maduro ratificó su disposición al diálogo y llamó a la sensatez política

En aras de sostener la paz y estabilidad, el Presidente de la República, Nicolás Maduro reiteró el compromiso con el diálogo e invitó a los sectores de la oposición venezolana al encuentro político bajo el respeto de la Constitución y leyes venezolanas.

“La sensatez política tiene que imponerse, aquí está mi mano para quienes quieran estrecharla, para quienes quieran dialogar”, expresó el Jefe de Estado Durante su programa Los Domingos Con Maduro, número 85, que se transmitió desde el Parque Nacional Waraira Repano, en Caracas

Además instó a los representantes de la oposición venezolana, la necesidad de avanzar en diálogo al abandonar, sin vacilaciones, las acciones extremistas como vía para hacerse del poder.

Recalcó que su convocatoria se mantendrá firme, así como las reiteradas invitaciones a entablar conversaciones para dirimir las diferencias políticas, sobre la base del respeto a la Carta Magna y por la defensa de la paz y la estabilidad del país.

Destacó que tras la caída de los precios del petróleo, la creación e impulso de la Agenda Económica Bolivariana, es una política del Estado venezolano, que abre los horizontes “para que todos seamos actores de la producción y contribuyamos a mejorar la economía del país”.

“Llamo a la oposición a un diálogo. Hablando se entiende la gente inteligente, quiero dialogar y buscar fórmulas de paz para que abandonen el camino de la violencia, que sean formulas soberanas de respeto al país, para que siga encaminándose en un proceso económico potspetrolera”.

En este sentido señaló que la Revolución Bolivariana dará pasos firmes hacia un desencadenante histórico, protagonizado por el poder popular organizado, enfocado a preservar la paz y la estabilidad.

“Vamos uniendo las piezas y dando los pies del nuevo desencadenante histórico, inevitable, que va llevará al país a un estallido superior de protagonismo social, de democracia, de libertad, de felicidad y paz”.

La nueva etapa de la Revolución estará caracterizada por el crecimiento político del pueblo venezolano, que implica retomar la conciencia histórica de la lucha de líderes históricos como el propio comandante Hugo Chávez quien a partir de la rebelión cívico militar del 4 de febrero de 1992 contribuyó a la maduración del proyecto nacional bolivariano y al espíritu nacional del pueblo, destacó el Mandatario.

“Venezuela necesita hoy un nuevo desencadenante histórico democrático, revolucionario y popular, y para ello yo necesito que maduremos colectivamente para dar el primer paso a una nueva etapa que voy a llamar, y estoy totalmente decidido hacerlo y necesito que el pueblo esté preparado como nunca antes, para tomar con la misma fuerza de siempre el camino original de la patria”.

Agencia Venezolana de Noticias (AVN)