Ejecutivo activa comisión para denunciar agresiones fascistas contra ciudadanos venezolanos en el mundo

El presidente de la República, Nicolás Maduro, rechazó las agresiones verbales y acechos que han sufrido venezolanos en otras latitudes, catalogando como fascistas estos ataques y responsabilizando a Julio Borges por todo el odio que se ha generado durante las pasadas semanas.

“Le hago un llamado a la comunidad nacional, internacional, que nos acompañen en todo el acecho de xenofobia, discriminación, que forma parte de una espiral fascista que pretende imponerse en Venezuela. Vamos a la carga, a la ofensiva, con la verdad de Venezuela a hacer justicia. No descansemos, no nos podemos rendir ante el fascismo”, afirmó durante el Consejo de Ministros N° 269 que se realiza en el Palacio de Miraflores.

En este sentido, designó a la canciller, Delcy Rodríguez,  a que encabece una campaña nacional e internacional para denunciar a los fascistas que agreden a ciudadanos y a la nación desde otras partes del mundo.

Asimismo, pidió al Jefe de Gobierno Español, Mariano Rajoy, que explique el asedio al que fue sometida la embajada de Venezuela en Madrid, cuando un grupo violento no le permitió salir por varias horas de la sede a 100 personas entre catedráticos, diplomáticos y representantes de organizaciones sociales y comunales, que asistían a la presentación de un informe por parte del Comité de Víctimas de la Guarimba y el Golpe Continuado.

“Somos los nuevos judíos del siglo XXI. No llevamos la estrella de David, sino el corazón rojo en el pecho. Le hago un llamado a los movimientos humanistas, a la federación judía mundial. No hay que dejar impune ninguna agresión contra nuestras personas. Aquí está la Revolución mandando, más fuerte que nunca y lista para seguir así por muchos años más”, puntualizó