El presidente Chávez transformó la comunicación con el Aló Presidente

El 23 de mayo de 1999, el presidente Chávez inició otro capítulo imborrable para los venezolanos. A partir de esta fecha fue transmitido el programa Aló Presidente número 1 a través de la señal de Radio Nacional de Venezuela.

El huracán bolivariano desatado el 27 de febrero de 1989, el 4 de febrero y el 27 de noviembre de 1992 había llegado al poder político. El hombre del “por ahora” decidió mantener su palabra para enrumbar al país por la senda la autodeterminación, escuchando el clamor del pueblo y usando una herramienta comunicacional.

Desde 1958 hasta diciembre de 1998 ninguno de los ex presidentes de la denominada democracia representativa logró conectarse con la realidad de los venezolanos. Sus formas de comunicación se caracterizaban por: ignorar las necesidades del pueblo, disfrazar un sistema gobierno que década tras década cedía las riquezas a las transnacionales extranjeras y minimizar nuestras raíces históricas.

Frente a esta realidad el presidente Chávez, a pocos meses de asumir el Poder Ejecutivo, creó un programa para oír al pueblo mediante llamadas telefónicas.

Aquella edición de hace 18 años fue moderada por los periodistas Freddy Balzán y Juan Barreto y tuvo una duración una hora.

De acuerdo a un informe suministrado por la dirección del Aló Presidente  en el primer programa al aire, el Presidente recibió cientos de llamadas. La primera persona en hacer contacto fue Haydeé González, habitante de San Antonio, en el sector El Valle, del Distrito Capital.

El presidente Chávez como gran comunicador, no sólo escuchaba al pueblo, también exponía la gestión de Gobierno, politizaba a la población y recurría a la inagotable narración de sus vivencias como hombre llanero y amante de la historia.

Aló Presidente en un principio radial, pasó al formato televisivo de forma simultánea a partir de la edición número 40, el 27 de agosto de 2000, con la señal de Venezolana de Televisión.

A partir de entonces la proyección del programa traspasó las fronteras y se internacionalizó. El bolivarianismo, la venezolanidad, la forma de vernos y sentirnos latinoamericanos fueron llevados por el Comandante Eterno en cada una de las ediciones desde: Guatemala (Aló Presidente N° 52), República Dominicana (Aló Presidente N°64), Brasil-Manaos (Aló Presidente N°153), Argentina-Buenos Aires (Aló Presidente N°160), Cuba-Pinar del Río (Aló Presidente N°231), Bolivia-Ciudad Sagrada Tiwuanaku (Aló Presidente N°256) y nuevamente Cuba-Santa Clara (Aló Presidente N°298).

Muchos elementos se rescatan del Aló Presidente,  destacan entre ellos,  la logística para llevar el Aló Presidente a cada rincón de la geografía nacional en los  378 programas.

En este 2017, en el marco del aniversario 18°, aprovechamos de consultar la opinión a diversas figuras de la Revolución Bolivariana, quienes recordaron al Comandante y su legado comunicacional  en el Aló Presidente de diversas maneras.

hugo-chavez-alo-357-2

Desirée Santos Amaral: “El uso de la verdad”

La periodista, ex ministra de Comunicación e Información y ex diputada de la República, señaló que “el presidente Chávez fue gran comunicador y tuvo una extraordinaria manera de decir las cosas. Caló rápidamente en el corazón de la gente y convirtió la comunicación en una herramienta para despertar a los pueblos y para interactuar”.

Del programa, la comunicadora revolucionaria dijo que fue un gran batacazo en el periodismo. “Fue además,  una manera de acercarse al Gobierno y a la acción de Gobierno, a los electores y al pueblo en general”.

“Como momento histórico, fue muy importante lograr ese feedback tan significativo en la comunicación y sobre todo, el uso de la verdad como instrumento de concepción de un buen periodismo, de una buena comunicación”.

Adicionalmente, Amaral comentó, vía telefónica para la Vicepresidencia de la República, que el legado del presidente Chávez está siendo puesto en práctica actualmente por el Gobierno Nacional. “Ahora la Constitución que ellos no aprobaron y que denigraron tanto, es un instrumento para ellos de defensa. Sin embargo, siguen haciendo desmanes fuera de la Constitución”.

chavez-senal-con-la-mano

Earle Herrera: “El Aló Presidente le quitó las primicias a la prensa tradicional”

El diputado del Bloque de la Patria, periodista y docente universitario, Earle Herrera, afirmó que uno de los elementos que convirtieron al programa Aló Presidente, en uno de los más seguidos por los venezolanos, era la personalidad del presidente Chávez. “Muchos pensaron que cuando apareció el programa, el mismo iba a tener la suerte de todos los programas oficiales, que realmente tienen poca duración. Sin embargo, desde el primer día, se convirtió en un fenómeno comunicacional y le sirvió al presidente Chávez como una trinchera de combate, de lo que tuvo él que enfrentar durante todo su mandato, como fue la guerra comunicacional abierta”.

El parlamentario revolucionario, expuso que el presidente Chávez mediante el Aló Presidente, contribuyó con la politización y con la formación del pueblo. Además, “eso era un tubazo semanal y fue uno de los problemas que tuvieron los medios tradicionales,  que estaban acostumbrados a tener el monopolio de las primicias. Pero además de eso,  el presidente Chávez en su programa benefició comercios, porque mucha gente se compró otro televisor para tenerlo en la cocina, y para tenerlo en la sala, y otros compraban hasta un radio transistor. Hubo algunas señoras que tenían que irse al patio, querían seguir escuchando el programa”.

Entre las anécdotas vinculadas con el Aló Presidente, el diputado recordó una en particular cuando se produjo la edición especial del décimo aniversario, (Aló Presidente N° 331 C) desde el Parque Ezequiel Zamora, antiguo Calvario.  “Una vez, él hizo su Aló Presidente en el Calvario, en la plaza que rescató Jorge Rodríguez. Se hizo allí y él invitó a intelectuales venezolanos, porque estaba aquí en el país Mario Vargas Llosa, quien nos había retado a un debate, entonces el Presidente convocó a todos los intelectuales para el Calvario, y le dijo a Vargas Llosa, que primero debatiera con los escritores venezolanos y luego hiciera ranking, y fuera Presidente de la República para debatir con él. En eso llamó el gran actor cómico Joselo,  para pedirle al Presidente que a él le dejaran al hijo de Vargas Llosa.  Por supuesto, estaban allí todos los intelectuales, y el Presidente escuchando y Joselo con sus ocurrencias y con su gran chispa, diciendo: Vargas Llosa que converse con los intelectuales, a mí me dejan al hijo. El hijo de Vargas Llosas era uno de los que llamó estúpidos a los latinoamericanos, en uno de sus libros de defensa al neoliberalismo”.

     chavez-ninos01      chavez-campo

Carola Chávez: El Aló Presidente era la visita familiar de Chávez los domingos

Para la periodista y escritora,  el programa significaba “la visita de ese familiar, de ese tío, de ese hermano, de ese primo, de ese Chávez querido que se metía en nuestras casas horas de horas a conversar con nosotros”.

Le vino a su memoria la conexión emocional con la que supo llegar el presidente Chávez al pueblo. “Chávez  le tocaba a uno los sentimientos más profundos, tenía mucha dulzura y mucha sabiduría, y esa sabiduría la usaba, era como una escuela. Chávez nos daba lecciones de todo, de arte, de historia, de geografía del  tema que fuera y no había tema que no supiera”.

alo-presidente-con-elias

  Elena Salcedo: El Aló Presidente era opinión y noticias

La presidenta de la emisora Radio Nacional de Venezuela hasta el año 2012 y actual embajadora de Venezuela en Guatemala, rescató el mecanismo usado por el máximo líder bolivariano para conectarse con el pueblo. “El Comandante Chávez ideó un mecanismo donde todas las personas lo podían llamar y él les respondía de manera directa. Era un puente directo con el Presidente de la República, que nunca antes se había tenido”.

Para Salcedo, “Chávez no siempre daba opiniones políticas  porque se convirtió en el programa noticioso, sobre todo en Venezuela, cuando con todos los anteriores Presidentes, las informaciones tenían un alto grado de caliche”.

Otro de los elementos inconfundibles del Comandante Chávez era “que cantaba, declamaba, conversaba, bailaba, es decir, realmente se convirtió en ese programa completamente atípico”.

Entre comentarios alegres, la comunicadora se refirió al constante rompimiento de los protocolos del Comandante, para estar más cerca de la gente. “Recuerdo que una vez estábamos en Puerto Ordaz, y abrió las posibilidades de que todas las personas que lo estaban esperando entraran”.

La diplomática venezolana se trasladó al contexto del año 2017, en donde persisten los dos modelos contrapuestos: el de la paz, el diálogo y la vida, versus el de la intolerancia, el odio y la muerte. “Los llamados al diálogo del presidente Chávez datan del Golpe de Estado de abril de 2002, aun cuando Venezuela estaba esperando que todos los llevaran a la prisión, como realmente debería haber sido, porque habían afectado a la democracia. Ahora,  con el gobierno del presidente Nicolás Maduro, igualmente se está haciendo el llamado al diálogo, pese a toda esta situación de violencia que están desarrollando los grupos de la extrema derecha”.

El largo verbo de la verdad histórica,  que tanto molestó a la oligarquía y llenó los corazones de millones de venezolanos, fue el mejor legado del Comandante Chávez. Aún después de su siembra, quienes aman la Patria Grande y trabajan para lograr un mundo mejor, recuerdan al presidente Chávez desde el Aló, como el hombre de pueblo que habló por los pueblos indígenas originarios, por Bolívar, Zamora, las víctimas de democracia representativa y Latinoamérica.

 

T: Aarón Romero.