Debemos demoler las bases con antivalores del pasado

Durante el Consejo de Ministros N° 274, el vicepresidente Ejecutivo de la República, Tareck El Aissami, precisó que la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) le brinda el poder supremo originario al pueblo, para abrir un nuevo debate en beneficio de todas y todos.

Precisó que el desafío actual es superar el viejo modelo capitalista corrupto e ineficiente que todavía se arrastra en algunas prácticas de la gestión pública, tal como lo mencionaba el Comandante Supremo, Hugo Chávez.

“Ese es el gran desafio y el llamado que ha hecho el presidente Nicolás Maduro es demoler lo que queda de base que sustenta estas prácticas de los antivalores del pasado”, expresó El Aissami.

De la misma manera, aseguró que se deben empoderar las instancias formales de control, al igual que al pueblo. “Este nuevo poder popular que surge en marco del proceso Constituye, debe contar con los mecanismos necesarios para este frente de lucha”.

El Vicepresidente Ejecutivo ratificó el compromiso del Gobierno Bolivariano en la lucha contra la corrupción, por lo que la ANC debe apoyar esta tarea y de esta manera conformar una gestión más justa para todos los venezolanos y venezolanas.

Del mismo modo, señaló que solo bajo la gestión del Jefe de Estado, se puede efectuar el llamado a la ANC para lograr la paz en todo el país.

“Aquí no gobierna un representante de la burguesía parasitaria, no gobierna alguien comprometido con mafias o con grupos corruptos. Aquí gobierna un trabajador, un obrero, nuestro Presidente Maduro, un hombre puro. Por eso sólo nosotros podemos presentarle este tema a la sociedad venezolana, no la dirigencia de la derecha, plagada de corrupción y vicios. Nosotros tenemos la fuerza y la moral, sobre todo la moral del presidente Maduro, hombre transparente que puede emprender este gran debate y además lograr concretar las leyes y propuestas constitucionales que sirvan de cara a este gran desafío, en este nuevo tiempo histórico”, puntualizó.

T: Jeferson Sánchez

F: Ender Anaya