La Constituyente abrirá un compás político para el diálogo sincero

El Ministro del Poder Popular para la Información y Comunicación, Ernesto Villegas Poljak, resaltó que la demostración del talante democrático del pueblo venezolano en estas elecciones a la Asamblea Nacional Constituyente, abrirá un amplio espacio político para una sincera conversación ideológica que derive en el bienestar de la nación.

“Se abrirá sin dudas un compás político sincero para discutir sobre los asuntos que nos separan y que nos unen. Votar es una costumbre que el pueblo venezolano, defiende con ardor. Tenemos que estar a la altura de esta demostración de civismo. Asumamos que tenemos conflictos, pero debemos resolver esas diferencias en paz”, expresó.

El también comunicador social, aseveró que para fortuna de la paz venezolana, el pueblo en general no ha seguido con los intentos alocados de la violencia y que ha sido propiciada por sectores radicales de la derecha. “Estoy seguro que la fortaleza de la Asamblea Nacional Constituyente, será la fortaleza del país”.

Asimismo, Villegas subrayó que uno de los primeros trabajos que implantará la Constituyente, es la discusión sobre el ámbito económico y con respecto al factor rentistas que debe mutar hasta otros modelos multiproductivos. “Se atrofió el músculo de la cultura productiva y debemos repensarnos como seres productivos. No podemos tener una economía que trabaje sólo en función de la importación y del dólar. Con la Constituyente estableceremos un mejor país, porque es el bálsamo que necesita Venezuela para dejarle a nuestros hijos, la herencia de una tierra de paz”.

En este mismo contexto, el ministro indicó que los grupos que esperaban que este domingo 30 de julio, fuese un día marcado por la violencia, se han llevado un fiasco porque ya han sufragado millones de venezolanos y todos los componentes informativos y logísticos han desarrollado un trabajo cargado de paz, tranquilidad y libertad.

“Este escenario me hace recordar cuando realizamos el desalojo de la Torre Confinanzas en la Avenida Andrés Bello; allí aquella vez, llegaron diversos periodistas y equipos de reporteros con chalecos antibalas, cascos, máscaras antigases y equipos protectores; ellos pensaban que se iban a encontrar con una cobertura sangrienta, pero tuvieron que conformarse con cubrir una tarea de desalojo pacífico basado en el diálogo con los habitantes de esa edificación. Bueno, eso mismo ha pasado hoy, que se han llevado un gran fiasco y ahora deben cubrir esta gran fiesta democrática y pacífica”, reseñó.

Texto: Samuel Clemente

Fotos: @VillegasPoljak