Constituyentistas proponen medidas para frenar la especulación y la usura

El constituyentista Willy Casanova durante su intervención en el Consejo Nacional de Economía Productiva, en la sede de Pdvsa La Campiña en Caracas, señaló que “todo el pueblo venezolano tiene cifrada sus esperanzas en que luego de resolver la paz, también podamos dedicar los esfuerzos nacionales al segundo problema que agobia a los venezolanos, que es la economía familiar y local”.

Afirmó que la socialización de la renta petrolera fue una tarea cumplida y alcanzada, pero “ahora en esta etapa con los nuevos desafíos tenemos la tarea de la socialización ya no solamente de la renta petrolera, sino de la socialización de la generación de riquezas para que todo nuestro pueblo pueda participar en el hecho económico. Para eso es necesario apuntar hacia el impulso de una economía local y territorial”.

Asimismo, el vocero elevó una serie de propuestas para ser consideradas en el seno de la ANC y del Consejo de Economía como: el acceso al financiamiento y al crédito productivo con más fuerza y con más entereza; el acceso a los mecanismos de comercialización y distribución; medidas urgentes para controlar los precios.

“Hay que aprovechar el momento de la Asamblea Nacional Constituyente para que con fuerza y determinación vayamos a una cruzada nacional para controlar la usura y la especulación, para tener el control de precios para la familia venezolana”.

Por su parte, el también miembro de la ANC Oscar Schémel, comenzó su discurso indicando que el domingo 30 de julio “más de 8 millones de venezolanos salieron a votar, acudieron a las urnas para votar por la paz, la justicia y el cese de la violencia”. Igualmente, destacó que ese día hubo un voto de rechazo hacia la oposición. “Hubo un voto castigo contra la oposición y contra su plan insurreccional. También hubo un voto de identidad social, de conciencia política que es muy importante destacar y esto forma parte del proceso de madurez social y política del pueblo venezolano”.

Según el constituyentista “la oposición usó a los pobres para decidir entre la muerte y la constituyente y la elección fue muy fácil”.

Aprovechó la ocasión para señalar que “la principal atención de los venezolanos está en la economía. Hoy las demandas de soluciones con respecto a los problemas de abastecimiento e inflación se han acentuado, la luna de miel es corta, hay que darles respuestas y el foco vuelve a estar en la gestión, en la economía y en la esperanza”.

Señaló que 8 de cada 10 venezolanos les preocupa más la economía que la política, pero eso no puede ser visto como una desideologización. “Hay una mayoría de venezolanos que respalda una economía mixta, las empresas del Estado, las privadas y las comunales o sociales”.

Consideró además que ha llegado el momento de los consensos y en el plano económico. “Creo que llegó la etapa de los consensos y de la concertación, sobre todo en el campo de la economía tal como piden la mayoría de los venezolanos”.

Reconoció al grupo de empresarios que en los últimos años han avanzado con una visión más humanista y comprometidos con la bandera social de la redistribución y la igualdad. “La gente está sufriendo, no hay tiempo hay que dar respuestas inmediatas. La gente está sufriendo por la inflación y por el desabastecimiento”, sentenció.

También pidió “gobernar con el mercado ya que ninguna economía ha sido exitosa gobernando para el mercado ni contra el mercado. Hay que revisar los controles, porque poco han servido y pareciera que no controlan nada”.

T: Aarón Romero.