Evo Morales reivindica a los Pueblos Indígenas con el impulso de haber superado a la opresión racista

El Primer Mandatario de la República Plurinacional de Bolivia, Evo Morales, publicó este miércoles 9 de agosto una serie de mensajes conmemorativos al Día Internacional de los Pueblos Originarios en su cuenta oficial de la red social Twitter @evoespueblo, en los que llamó a la fidelidad de la herencia ancestral que le precede con base en la liberación política e ideológica de todo un continente.

“En el Día Internacional de Pueblos Indígenas, reivindicamos sacrificio de mártires indígenas que lucharon por dignidad y autodeterminación… Nuestra liberación es política e ideológica. Al superar la opresión racial, superamos también la falsa instrumentalización medioambiental”, posteó el líder indígena y obrero.

Asimismo, escribió su orgullo por haber obtenido el derecho a las propias decisiones autóctonas para un destino repleto de armonía con la naturaleza. “Fieles a la herencia de nuestros antepasados, hoy los indígenas decidimos nuestro destino en armonía con la Madre Tierra y nuestros hermanos… Tenemos responsabilidad histórica. Por eso, para que mañana no digan que los indígenas no sabemos gobernar, trabajamos cada día sin descanso. Unidos los indígenas hemos superado la exclusión racista. Si antes no nos dejaban entrar a Plaza Murillo, ahora estamos en Palacio Quemado”.

Cabe destacar, que Bolivia se encuentra entre los países con mayor número de poblaciones indígenas y originarias; por esta razón, la Constitución Política del Estado Plurinacional reconoce a 36 pueblos indígenas y campesinos, entre ellos: Aymara, quechua, baure, bésiro, canichana, cavineño, cayudaba, chimán, guaraní, machineri, maropa, sirionó, mosetén, yaminawa, yuki, yuracaré, zamuco, weenhayek, leco, itonoma y ejja.

Desde que Evo Morales, el primer Presidente indígena de Bolivia tomó el poder en 2006, esta nación suramericana logró importantes avances en el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo de Milenio; entre ellos, la reducción de la pobreza y el hambre, lo cual benefició notablemente a los pobladores de raíces ancestrales.

Texto: Samuel Clemente

Foto: @evoespueblo