Venezolanos marchan este lunes para decir no al intervencionismo

Comparte y difunde

Representantes de organizaciones, movimientos y sectores sociales se concentran en la avenida Libertador para marchar hasta el Palacio de Miraflores, en Caracas, con el fin de ratificar su rechazo a las declaraciones injerencistas del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, quien el pasado 11 de agosto manifestó su pretensión de intervenir militarmente a Venezuela.

Como un hecho arbitrario que viola el derecho internacional, así como los derechos humanos, definió el trabajador del sector público Gustavo Echenique las declaraciones de Trump. “Es una canallada, una desfachatez que atenta contra la soberanía nacional y con la paz de la región latinoamericana”.

Históricamente el imperio norteamericano se ha encargado de derramar sangre en nombre de la libertad “con el objetivo de proteger sus intereses económicos. Sería bueno preguntarse: ¿Hasta ahora cuál de los países en los que han metido sus narices están bien actualmente? Ninguno. Palestina, Siria, Irak, Libia, son ejemplo de la muerte que acarrea el imperio”, fueron las palabras de Elisabeth Bellorín, trabajadora del sector público.

Claudia Echeverria, cultora popular de la parroquia La Pastora, también se sumó a la movilización y expresó su disposición de acompañar las acciones defender “a la nación en el terreno que sea”.

“No vamos a permitir que el imperialismo ponga sus garras en nuestro país, le decimos a esos saqueadores, a esos hambreadores de pueblo que no podrán con la patria de Bolívar y Chávez”, expresó.

Pedro Pereira, trabajador independiente, exhortó a las personas que adversan el proceso revolucionario a tomar conciencia, pues las bombas no distinguen posición política, credo, ni color, en ese sentido. “Una cosa es que no apoyen el proceso, pero otra muy diferente es que avalen el asesinato del pueblo, dejen el odio, piensen en el futuro de sus hijos”.

“Estamos aquí diciéndole a los pueblos del mundo que somos un pueblo en resistencia que quiere la paz y no la guerra. No somos amenaza, somos una esperanza para el mundo”, manifestó la ministra para la Cultura, Alejandrina Reyes, desde el punto de concentración en la avenida Libertador.

Para la caraqueña Marianne Gómez, el pueblo revolucionario está dispuesto a defender la soberanía integral de Venezuela ante los señalamientos de Trump.

“Millones de mujeres están dispuestas a dar hasta la vida. Venezuela es un país independiente, soberano y no vamos a aceptar ninguna injerencia”, manifestó en transmisión de VTV.

Para el sexagenario Luis Blanco, habitante del oeste de Caracas, las declaraciones de Trump representan una “falta de respeto” para Venezuela.

“Aquí estamos respaldando y rechazando la amenaza de Trump, padre del imperialismo. Es una falta de respeto y una ofensa para Venezuela”, fustigó.

El viernes pasado el gobierno de EEUU avanzó en su arremetida contra el pueblo de Venezuela, al anunciar públicamente la posibilidad de una intervención militar entre las acciones a aplicar contra el país bolivariano, como castigo a decisiones soberanas como la instalación de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), escogida en elección directa y secreta por más de 8 millones de venezolanos.

“Tenemos muchas opciones respecto a Venezuela, incluida una posible opción militar si es necesaria”, declaró este viernes el presidente Donald Trump, cuyo Gobierno aplicó sanciones económicas al jefe de Estado venezolano, Nicolás Maduro, como “castigo” por no haber suspendido la convocatoria del pueblo a la Constituyente, la mayor instancia de poder establecida en la Constitución de la República.

Incluso, el vicepresidente estadounidense, Mike Pence, reiteró durante su visita a Colombia este fin de semana la intención de aislar política, económica y diplomáticamente a Venezuela.

T: AVN

Foto: RT / Archivo

 

Comparte y difunde