Conare cumple 42 años reforestando Venezuela

La Compañía Nacional de Reforestación (Conare) arriba este 23 de agosto a su 42 aniversario, orientando su labor a la recuperación ambiental de los espacios degradados o en proceso de degradación, para el mejoramiento de la calidad de vida de la población.

Tal y como ha ocurrido con todos los aspectos de la vida social y política del país desde 1999, los objetivos de Conare no han escapado a las profundas transformaciones  que ha protagonizado el pueblo venezolano.

Desde 2006, con la creación de la Misión Árbol, la Compañía Nacional de Reforestación redimensiona su accionar a la luz de las nuevas exigencias de construcción y fortalecimiento de Poder Popular, con una clara orientación hacia el ecosocialismo.

Karen Dávila, directora de Organización Territorial de Misión Árbol, explicó que durante la última década se ha apostado a la vinculación directa de las comunidades con las tareas de reforestación de las cuencas priorizadas.

“No se trata solamente del establecimiento de árboles, sino del mantenimiento de la reforestación, del cuidado de esos árboles y la relación que la comunidad tiene con todo este proceso que les garantiza la producción de agua necesaria para la siembra a largo plazo”, expuso.

Dávila apuntó que en este proceso no se aborda cualquier sujeto, sino aquellos más vulnerables que han sido priorizados por el Sistema de Misiones.

En estos 42 años, Conare ha tenido un largo trayecto en la gestión de cuencas hidrográficas con grandes proyectos de reforestación, recordó William Bastardo, Director de la Gestión de Cuencas Hidrográficas de Misión Árbol, quien destacó el papel clave de la participación popular en esta nueva etapa.

Bastardo explicó que la capacidad operativa de Conare, unida a la visión política dada por la Misión Árbol, ha permitido ampliar significativamente el número de hectáreas reforestadas en el país.

Durante el último año, la alianza entre ambas organizaciones ha logrado plantar 1 millón 600 mil especies y se estima que al culminar 2017 se alcancen 2 millones de plantas, destacó la Presidenta de la Misión, Osly Hernández.

Recordó que los principios rectores del programa social que preside, están inscritos en el quinto objetivo histórico del Plan de la Patria, dirigido a la preservación de la vida en el planeta y la salvación de la especie humana.

Al referirse a los retos a mediano plazo, Hernández priorizó la creación de los Comités Ambientales en los Consejos Comunales como una línea táctica necesaria para avanzar en la construcción de una conciencia, que vincule de forma armónica las tareas de desarrollo nacional, con los principios de la producción agroecológica, la sustentabilidad y el respeto a la biodiversidad.

Texto y foto: Prensa Misión Árbol-Conare