Plan 50 busca el equilibrio en el establecimiento de los precios de los productos

El presidente constitucional Nicolás Maduro aseguró este martes que con el Plan 50 para fijación y control de precios, ya está arrojando resultados sobre la mesa de negociación y mencionó que a finales de esta semana se deberían estar dictando las resoluciones de los precios máximos de venta al público.

Durante el Consejo de Ministros N°289, dijo que  para la Revolución Bolivariana sigue siendo importante la vida económica y social del pueblo, por lo que llamó a todos los ministerios de economía, al poder popular y todos los sectores económicos a sumarse al Plan 50 y trabajar por un desarrollo pleno.

Aseguró que la iniciativa debe generar un mecanismo de cambio que impacte en el resto de la economía, para lograr la paz y acabar con el caos capitalista neoliberal que han impuesto sectores  para buscar el desequilibrio de la nación.

“Nunca se van a liberar los precios, nunca lo haremos. Tenemos que buscar un punto de equilibrio y por eso hemos instalado las mesas por rubros, para vincular su precio de producción o importación”, mencionó.

Por su parte, el Vicepresidente Ejecutivo de la República, Tareck El Aissami, informó que la semana pasada se realizó la primera la primera mesa de trabajo del Plan 50 con algunos sectores productivos que atendieron la invitación, en la cual se fijaron tres criterios de trabajo: 1) Combatir la especulación y la fijación de precios criminales con la intención de destruir la economía venezolana, 2) compromiso de estimular la producción nacional, 3) fiel cumplimiento de la política de precios acordados.

Maduro instó a su Tren Ejecutivo a castigar al bachaquero capitalista, puesto que existen opciones para un sistema de distribución de alimentos que puede ser el camino idóneo para el país: los CLAP. “Es el camino porque aquí el capitalismo se reveló contra el socialismo y vamos a hacer este esfuerzo y miles más”, dijo.

Asimismo, llamó a cortar las cabezas a empresas, incluso públicas, que se suman al boicot poniéndole precios a los servicios y rubros sin consultarlos.

Finalmente, señaló que el Dicom trabajará con un nuevo grupo de divisas y pasará a una etapa de fortalecimiento, que ya goza de receptividad y aprecio en otras naciones.