Hugo Chávez llegó al rescate de nuestros sueños originales

Comparte y difunde

El presidente de la República, Nicolás Maduro Moros, enalteció este martes 23 de enero en la Plaza O´leary de Caracas, la fuerza esperanzadora con la que arribó a la palestra pública nacional, el Comandante Supremo Hugo Rafael Chávez Frías el 4 de febrero de 1992, cuando irrumpió contra las élites dominantes que se habían impuesto desde 1958 con la caída del General Marcos Pérez Jiménez.

“Chávez llegó el 4 de febrero de 1992 para el rescate de los sueños originales, ese día recogió a la esperanza popular y se fue por los caminos a despertar consciencias y a construir fuerzas. A él le correspondió sembrar la gran consciencia que hoy se expresan por estas calles”, expresó el Jefe de Estado.

El contexto para las palabras del Primer Mandatario Nacional se basan en rememorar aquel 23 de enero de 1958 cuando la colectividad creyó en el nacimiento de una patria libre y democrática; pero que a su vez fue traicionada por los partidos políticos Acción Democrática y Copei; toldas que fueron arropadas por la oligarquía nacional e internacional para adueñarse del poder político y económico de la nación.

“El espíritu de aquel 23 de enero, fue un espíritu popular. Hace 60 años había llegado la hora de una Patria Independiente, pero la oligarquía impuso sus intereses para colocar a la burguesía en el poder político, dándole la espalda al pueblo. Hay que recordar a Fabricio Ojeda y recordar los esfuerzos de la generación del 58 que salió a la calle para conquistar una gran victoria para luego ser traicionado”, enfatizó.

Asimismo, el Mandatario nacional llamó al pueblo venezolano a preservar la memoria colectiva e histórica, porque esta representa la única herramienta para construir los tiempos que están por venir.

“No debemos olvidar la historia porque un pueblo con memoria y con consciencia es un pueblo preparado para construir su futuro y para andar en este siglo haciendo historia. Este siglo tiene que ser el siglo de la victoria definitiva de las causas populares. Por eso tenemos que sentir la fuerza de la historia porque bastante larga que ha sido la batalla y larga también fue la espera. Siempre es importante saber dónde estamos parados y de dónde venimos; hoy tenemos un proyecto histórico”, manifestó.

Maduro recordó también desde el centro capitalino, las atrocidades inmediatas del primer mandato puntofijista que se le siguió al derrocamiento de Pérez Jiménez; gobierno que estuvo a cargo de Rómulo Betancourt.

“Aquí en estas mismas esquinas fue reprimida la clase obrera por allá en 1960 por el gobierno de Rómulo Betancourt quien nunca protegió el salario de los trabajadores. Aquí cayeron obreros humildes. Estas calles caraqueñas fueron testigos de masacres de un pueblo traicionado. El Estado se entregó de cuerpo y alma a las oligarquías y al imperialismo”, relató.

Ante esto, el Presidente indicó que hechos como esos jamás pueden volver a ocurrir en las tierras soberanas de Venezuela, en donde el poder político siempre debe estar en manos del pueblo trabajador.

“A nosotros nos ha correspondido llevar una carga fuerte, pero debemos sentirnos satisfechos porque la carga por más pesada que sea, tiene quien la lleve. Nuestra fuerza viene del amor a nuestra Patria. La fuerza más grande que hay entre cielo y tierra es el amor de su pueblo por su propia historia”, aseveró.

T: Samuel Clemente

F: Prensa Presidencial

P: Jeferson Sánchez

Comparte y difunde