Derecha impulsó guerra económica apoyada por burguesía comercial

Comparte y difunde

El presidente de la República de Venezuela, Nicolás Maduro, indicó que la crisis que atraviesa Venezuela se basa en la guerra económica y en la baja del ingreso petrolero, que se combinaron junto a la inflación inducida generada por sectores privados dependientes de las importaciones que siempre han apostado al derrocamiento del gobierno constitucional.

Por otra parte, indicó que Venezuela tiene una economía que durante 100 años ha dependido del petróleo y después de la década de los años 70 del siglo pasado tuvo un nivel de inflación superior a la media de América Latina y el Caribe.

Una economía con un modelo de importaciones dependientes y con un peso muy grande de la burguesía comercial, que siempre generó sus ganancias, su plusvalía, a partir del usufructo del dólar petrolero y la especulación de los precios, sin aumentar nunca su producción propia hecha en Venezuela, la producción nacional.

Este sábado,  durante una entrevista en exclusiva con el cineasta y político chileno, Marco Antonio Enríquez Ominami Gumucio, en el Salón Simón Bolívar del Palacio de Miraflores, Maduro señaló la corrupción de quienes como administradores en la industria petrolera, perpetraron desde hace un tiempo una trama de corrupción que llevó a una reducción importante de un millón de barriles de petróleo,  los cuales ya se están recuperando.

Recalcó que con la caída de los precios petroleros de manera manipulada durante los años 2015, 2016 y 2017, se instaló un modelo de guerra económica en el país, único en el mundo, que depende de un marcador totalmente ilegal, que en Venezuela se conoce como “Dólar Today”, que los industriales y comerciantes toman como referencia para sus negocios, lo cual permitió la inflación inducida que ha llegado a niveles terribles.

Explicó que pese a todo el sabotaje económico, el nivel de empleo cerró en el año 2017 con apenas 6 puntos de desocupación. totalizando un 94 por ciento de empleo estable, del cual 60 por ciento es empleo formal protegido.

“Si no fuera por el cuidado especial que hemos tenido en los aumentos salariales periódicos, si no fuera por los sistemas de protección de las familias a través de las misiones y grandes misiones, la inflación inducida que se le ha instalado a Venezuela, hubiera tenido estragos graves en la vida social de la población”, señaló el Jefe de Estado.

Por otra parte, comparó lo que le han estado haciendo a Cuba, nación que históricamente se le ha aplicado una guerra económica internacional con la persecución comercial financiera, con el bloqueo ilegal de EEUU, con medidas adicionales que ha impuesto la administración Trump para evitar el crecimiento, el intercambio de turistas, cultural, económico, financiero, que se suma a las seis décadas de sabotaje por parte de los sectores que gobiernan en Estados Unidos.

“Cuba tiene seis décadas de una guerra terrible de los sectores poderosos de los Estados Unidos para evitar que su economía verdaderamente surja con la potencialidad que tiene”, denunció.

Además, Maduro trató el tema del programa de protección surgido con los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP), gracias a los cuales 6 millones de familias reciben su mercado de alimento a precios justos.

Enfatizó que el fenómeno del bachaqueo de la economía se ha instalado, y es uno de los grandes retos que tiene el gobierno para regularizar  la economía productiva,  las cadenas de producción, de distribución, de comercialización y controlar la perturbación grave en los precios por este modelo de guerra económica que afecta al país.

T: VTV

F: Prensa Presidencial

P: Jeferson Sánchez

Comparte y difunde