Llamarada de Chávez está hoy más ardiente que nunca

Comparte y difunde

Así lo afirmó la tarde de este jueves 15 de marzo, el presidente de la República Nicolás Maduro Moros, desde el Fuerte Tiuna en Caracas, lugar donde encabezó un sentido y merecido homenaje al Comandante Supremo de la Revolución Bolivariana Hugo Chávez Frías, a cinco años del histórico recorrido que llevase los restos físicos del Gigante de Sabaneta desde ese punto, hasta el Cuartel de la Montaña en la parroquia 23 de Enero.

A través de Venezolana de Televisión, el Jefe de Estado ofreció un fuerte discurso en el que narró los valores irrefutables que dejó la estela de Chávez para continuar con el ideal socialista y humanitario que define a la Revolución.

“Valió la pena estar en la escuela viva de la exigencia del Comandante Chávez. Si alguien quiere acercarse a Chávez, cultive la lealtad en su alma y en su corazón. El valor que lo llenaba todo, era el amor; eso quizás es lo que más recordemos de Hugo Chávez. El Amor a la Patria, por encima de cualquier cosa, el amor a la humanidad con el pecho abierto sin mezquindades, el amor a los pueblos del mundo, el amor a Dios que lo puede todo, el amor que lo marca todo; y que marca todos los actos en actos de honestidad”, exclamó.

De igual manera, destacó que Hugo Chávez no tuvo la excusa de abandonar sus principios para dejar de lado al pueblo. “Otro valor de Chávez ha sido el socialismo, en lo económico, en lo educativo, en lo cultural, en la dimensión de lo territorial, de lo político, de lo democrático; el socialismo como sueños por construir. La llamarada de Chávez está hoy más ardiente que nunca porque su causa es nuestra causa. Chávez no es nostalgia, Chávez no es tristeza, Chávez debe ser energía y debe ser nuestra esperanza. Comandante Llamarada, no pudieron contigo, no han podido con nosotros y no podrán con la unión cívico-militar”, subrayó desde el Salón de Honor de la Academia Militar.

Texto: Samuel Clemente

Foto: Prensa Presidencial

P: Zatsha Contreras

Comparte y difunde