Ganará la Humanidad

Comparte y difunde

Escribo este artículo a pocas horas de haberse perpetrado la ilegal, desproporcionada e injusta agresión contra Damasco, Siria, la capital de un país soberano. Estados Unidos, Francia e Inglaterra lanzan este ataque con misiles un día antes de la llegada de la comisión de especialistas que el Gobierno sirio había solicitado a Naciones Unidas para investigar el supuesto uso de armas químicas en la ciudad de Duma, por parte del Ejército Sirio en su combate contra los terroristas que durante más de cinco años han causado dolor y muerte con el fin de imponer un gobierno oscurantista, títere de Europa y de Estados Unidos.

No importan las pruebas, ni importan las razones. Se ataca para favorecer el derrocamiento del gobierno soberano de un pueblo que no se subordina, ni se rinde.

Este atropello contra el Derecho Internacional se suma a un conjunto de acontecimientos ocurridos estos últimos días que evidencian el crecimiento del fundamentalismo neoconservador. Las cínicas respuestas ante la demanda de la juventud norteamericana de regulación del uso de armas de fuego; el tratamiento racista a la inmigración centroamericana y el desprecio a la fracasada cumbre de Lima por parte de Donald Trump demuestran el carácter antipolítico, supremacista y belicista de quienes dirigen hoy Estados Unidos de Norteamérica.

Frente a esta amenaza contra la humanidad, necesario es fortalecer nuestra unidad nacional, consolidar el camino democrático, pacífico y electoral de nuestra revolución; reimpulsar la producción nacional, como tarea prioritaria; profundizar en la formación en valores para la identidad nacional, la soberanía, la diversidad cultural y la convivencia pacífica. Necesario es consolidar la doctrina bolivariana de seguridad y defensa integral, que diseñó nuestro comandante Chávez, para garantizar nuestra independencia y el derecho a vivir en paz.

No puedo dejar de denunciar en este punto el hecho bochornoso, protagonizado por tristes figurillas de la oposición apátrida que en Lima le pidieron al enviado del amo la intervención de nuestra amada patria. Desde ya están condenadas por la historia y por nuestro pueblo.

En el contexto internacional se debe promover una corriente en defensa de los principios básicos del Derecho Internacional, tales como el respeto a la autodeterminación de los pueblos, la resolución pacífica de los conflictos, la migración legal, y la condena a la promoción y práctica de cualquier forma de racismo y xenofobia. Se requiere estimular un gran frente mundial de gobiernos, pueblos y organizaciones que enarbolen estas banderas.

En esta lucha, es fundamental la participación de los sectores democráticos del pueblo norteamericano, que hoy por hoy es la primera víctima de la cúpula retrógrada que le gobierna.

En esta hora vaya nuestro sentimiento más humano con los hombres, mujeres y niños del pueblo sirio. Nuestras oraciones por ustedes, y nuestro compromiso de seguir luchando por un mundo de respeto y paz, desde nuestra trinchera en la patria de Bolívar.

Como dicen nuestros campesinos y campesinas, cuando es más oscura la noche, más cerca está el amanecer. Tengamos confianza en que la lucha que libramos por la dignidad humana es justa y que vamos a vencer.

La humanidad le ganará a la barbarie. Veremos la alborada de un mundo nuevo. Amén.

T: Elías Jaua

F: @JauaMiranda

P: Natalie Rosales

Comparte y difunde