La Revolución es la única garantía de paz que tiene Venezuela

Comparte y difunde

Este lunes, el Presidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Nicolás Maduro, aseveró que la Revolución es la única garantía de paz, justicia, igualdad y democracia que tiene la Patria.

Durante su participación en la clausura del III Congreso de la Juventud del PSUV y el IV Congreso del PSUV, realizado en el Poliedro de Caracas, manifestó que las coyunturas vividas por el pueblo ha permitido que se vaya consolidando aún más el proyecto socialista venezolano, porque la respuesta de la Revolución siempre ha sido el trabajo, la atención a los problemas de la población, humildad y perseverancia para defender la Constitución, la paz y la democracia de la nación.

Con respecto a esto, el Jefe de Estado recordó el sabotaje que vivió el país contra el proceso electoral presidencial llevado a cabo el 20 de mayo de este año.

 “Tuvimos una victoria en contra del sabotaje imperialista, decretado contra nuestras elecciones presidenciales, un sabotaje mundial, nunca visto en la historia política del país”, expresó.

Responsabilizó al Gobierno de Estado Unidos (EE.UU.) como el promotor del no reconocimiento del derecho soberano del pueblo venezolano a elegir a sus gobernantes.

Maduro indicó que en Venezuela solo se reconoce el poder del pueblo, que salió con valentía a defender la Revolución y el proceso electoral, llevado a cabo además, en medio de una guerra brutal económica.

Asimismo, denunció que en el país “hay una oposición no dialogante, no política, no democrática”.

El Mandatario Nacional reveló que “hay un sector que cree en el camino constitucional, en el diálogo y el voto, pero al final viene una orden del norte o de Bogotá. Es una derecha oligárquica”.

Señaló que un sector de la ultraderecha opositora venezolana se ha refugiado en suelo colombiano y ha asumido los métodos terroristas y golpistas de la oligarquía bogotana.

Al respecto, aseguró que no existe en la nación una alternativa democrática que enfrente a la Revolución en sana competencia política.

“Cuando vemos el panorama de a quien tenemos al frente, no podemos  reconocer a ningún líder, a ninguna coalición de partidos que quiera sinceramente trabajar por la vía democrática para convertirse en alternativa de poder a las fuerzas revolucionarias de Venezuela. ¡No existen!”, indicó.

A su juicio, parte de la oposición venezolana ha tomado el camino del autoexilio, “prefirieron huir que asumir sus responsabilidades políticas frente a sus electores”.

La máxima expresión de este hecho es el dirigente de derecha, Julio Borges, quien representa la descomposición ética, moral y política de toda la contrarrevolución que ha tenido el territorio nacional en 20 años.

“Hoy Julio Borges es un magnate que vive en mansiones de lujo en Bogotá, en Nueva York, que maneja los recursos del financiamiento de la ultraderecha y el imperialismo a nivel internacional, que participa de todas las conspiraciones y que es responsable ante la justicia y ante la historia del magnicidio frustrado del pasado 4 de agosto”, sentenció.

Dijo que detrás de Borges se han ido varios dirigentes regionales de la oposición, que han creído en sus promesas de inyección de recursos “que no llegan”.

Frente a ello, Venezuela sigue en pie, y ha iniciado un proceso de recuperación económica y estabilidad política, que hay que consolidar en cada región y municipio, pero además vive un proceso de expansión del modelo social, de inclusión, igualdad y el estado de bienestar de las Misiones y Grandes Misiones Socialistas.

“Hoy estamos viviendo un proceso que debe ser cuidadosamente comprendido (…) hay que interiorizar, para poder asumir la perspectiva de un proceso de profundización, expansión y consolidación nacional de la Revolución en todas sus dimensiones”, instruyó el Presidente.

T: Yuleisy Matheus

F: Prensa Presidencial

Comparte y difunde