19 de abril | A 8 años de su primera victoria popular Nicolás Maduro continúa ratificando su compromiso de construir la Patria Socialista

Cabecera de sitio 19 de abril | A 8 años de su primera victoria popular Nicolás Maduro continúa ratificando su compromiso de construir la Patria Socialista

“Juro delante de esta Constitución aprobada por el pueblo en 1.999, lo juro hoy 19 de abril por el legado eterno de nuestros libertadores, lo juro por Dios, por Cristo redentor, en él y por él, lo juro por el pueblo de Venezuela, lo juro por la memoria eterna del Comandante Supremo, (Hugo Chávez) que cumpliré y haré cumplir esta Constitución y las leyes de la República en todo lo inherente al cargo de Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, para construir una Patria de felicidad, independiente y socialista para todos y para todas, lo juro”, con este juramento y con la Carta Magna en en sus manos fue investido como Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, el 19 de abril de 2013, para su primer mandato hasta 2019.

Desde aquella fecha histórica, el jefe de Estado y de Gobierno, cumple el mandato que el pueblo le dió por voto popular para llevar las riendas de la nación con un alto  compromiso  ético, moral, espiritual, político y social. Se consagraba aquel 19  de abril, el legado del Comandante Eterno Hugo Chávez, y con ello Venezuela seguía transitando el camino de la independencia y la soberanía legada por los Libertadores y que con celo y amor garantizó el líder de la Revolución Bolivariana. 

Fue la primera victoria  que le otorgó el soberano en las urnas electorales y donde juró por el legado del Comandante Eterno Hugo Chávez, construir la Patria Socialista para la felicidad de la población. Su victoria honró aquel 19 de abril  la memoria del gigante quien hasta su último aliento veló por la seguridad y tranquilidad del pueblo venezolano, y desde entonces ha sido una tarea diaria y permanente en la gestión del Presidente Nicolás Maduro.

Aquel viernes, 19 de abril de 2013, de la mano de Nicolás Maduro, la Revolución Bolivariana encarnada en el pueblo con su participación protagónica escribía una nueva página de la historia. El Poder Popular, ministros y ministras, representantes de los Poderes Públicos, diputados y diputadas patriotas, gobernadores, alcaldes, cuerpo diplomático acreditado en el país  y 60 delegaciones del mundo, además de  17 jefes de Estado presenciaron su investidura recibiendo la banda presidencial y el gran collar del Libertador, de la mano de María Gabriela Chávez, hija del líder de la Revolución Bolivariana.

Vale destacar que en esas elecciones presidenciales del 14 de abril de 2013, el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y el Gran Polo Patriótico ganaron las elecciones al obtener el 50.61 % de los votos, mientras que los partidos de derecha consiguieron solo el 49.12 % de los votos.

El  proceso que antecedió, se realizó de acuerdo con la normativa de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, en su artículo 233, que establece que ante la declaratoria de la falta absoluta del Presidente de la República, a los 30 días siguientes se debían realizar las elecciones para que el país eligiera al Jefe de Estado.

El pueblo que estaba sumido en el dolor sembró en sus corazones al Comandante Hugo Chávez, por lo que al toque de la diana salió masivamente a las urnas electorales para respaldar aquella inolvidable proclama del 08 de diciembre de 2012, que realizó el Comandante Eterno. “Mi opinión firme, plena como la luna llena, irrevocable, absoluta, total es que en el escenario que obligaría a convocar, como manda la Constitución, a elecciones presidenciales, ustedes elijan a Nicolás Maduro como presidente. Lo pido desde mi corazón”.

Esas sentidas palabras del Gigante de América impulsaron al pueblo a sufragar desde muy temprano por Nicolás Maduro, un hombre de gran honestidad, valentía, entrega y amor por la Patria.  “Una victoria que conquistamos gracias a la voluntad y a la elevada conciencia de un pueblo que transformó el dolor en compromiso y lealtad al Comandante Chávez, ratificando el mandato que nos dejó en su última proclama del año 2012”, sostuvo el Mandatario Nacional.

Ocho años más tarde, el Primer Presidente Chavista de la historia reciente de Venezuela,  ha resistido las más fuertes embestidas del imperio norteamericano y de los sectores de la extrema derecha nacional e internacional.

Con nervios de acero, Maduro ha establecido una política acertada para garantizar los derechos fundamentales de la población y ha resistido las más duras batallas, desde la guerra económica, intentos de golpes de Estado, magnicidios frustrados, saqueo de nuestros recursos en el extranjero, ilegales sanciones y bloqueos financieros y comerciales de marca imperialista  en coordinación con la ultraderecha nacional que causa sufrimiento al pueblo.

Una gestión con una mirada social

Desde entonces, en materia social, el Presidente Nicolás Maduro, ha fortalecido la atención al pueblo con el  Sistema de Misiones y Grandes Misiones Sociales, para abrazar a más de 11 millones de personas en el sistema público de educación gratuita y de calidad. En se mismo orden, se han entregado más de 3 millones 500 mil nuevos hogares a través de la Gran Misión Vivienda Venezuela desde sus inicios.

Hoy cuando el imperialismo arrecia sus agresiones contra el pueblo venezolano, el Mandatario Nacional, garantiza el derecho a la alimentación de más de 7 millones de familias humildes a través de los Comités de Abastecimiento y Producción (CLAP) y las Ferias del Campo Soberano, para distribuir la proteína al pueblo en el propio territorio.

El sistema de bonificaciones del Carnet de la Patria, instrumento único en el mundo para el bienestar del soberano, abriga a 9 millones de familias venezolanas, como método de ofensiva a  la guerra económica promovida por sectores extremistas del país que con la anuncia de Washington, promueven las ilegales sanciones que hoy sufre el pueblo.

El Sistema Barrio Adentro Salud, es hoy más que nunca un aliado para la vida, frente al nuevo Coronavirus, con la atención diaria y en el propio territorio, con el sistema de despistaje masivo casa por casa que implementó la Comisión Presidencial para la Atención Prevención y Control del COVID-19, creada por el jefe de Estado.  

En la actualidad, y frente a la pandemia del Coronavirus (COVID-19), el Jefe de Estado demuestra que la solidaridad y la humanidad, que sembró Chávez en la Patria, son las únicas herramientas que permitirán a los pueblos salir victoriosos de esta batalla.

Además, el jefe de Estado ha propiciado un conjunto de medidas económicas para garantizar el salario y la protección de los trabajadores del sector privado y con ello a los pequeños y medianos productores y empresarios.

En contraposición en el mundo se demuestra que los gobiernos que han colocado el capital sobre lo humano han fracasado frente a la pandemia. Una muestra de ello son las cifras que hablan por sí solas: hasta la fecha se han infectado por el Coronavirus, 141 millones de personas en el planeta, de las cuales más de 80 millones de encuentran recuperadas y más de 3 millones  han fallecido. Números que día a día van en aumento, en su mayoría por la ineficiencia de los sistemas de salud pública de las administraciones neoliberales de los Estados.

Venezuela, de manera humilde y acertada ha puesto en marcha las medidas preventivas recomendadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Ante la llegada de este terrible virus a Venezuela y ahora con las variantes brasileras el Gobierno Bolivariano, diariamente evalúa y busca nuevos tratamientos para tratar a los pacientes contagiados, además de evaluar nuevas estrategias que ayuden a cortar las cadenas de contagios que se han elevado ante la llegada de la variante P1 y P2

A esto se le suman todas las ayudas técnicas y de cooperación internacionales en materia de salud, que han arribado a Venezuela, provenientes de la República Popular China, la Federación de Rusia y el Sistema de Naciones Unidas, lo que ha permitido fortalecer las medidas sanitarias puestas en marcha por el Mandatario Nacional, para continuar garantizando la vida de todos los venezolanos, con el acceso y atención 100% a la salud como derecho inalienable y no como mercancía.

Hoy Venezuela demuestra que el humanismo y la solidaridad que dejó como legado el Comandante Eterno Hugo  Chávez, está más vigente que nunca en la conducción de la nación con su  Presidente Nicolás Maduro, quien en unión cívico-militar –policial, junto a su pueblo fortalece su juramento de consolidar la Patria Socialista frente a cualquier dificultad.

T: Carolina Hernández / Yndira López


Entradas Recientes




Redes Sociales

Entes adscritos