Especial 21 de junio: Gobierno y pueblo de Venezuela se unen al júbilo de Bolivia por el Año Nuevo Aymara

Cabecera de sitio Especial 21 de junio:  Gobierno y pueblo de Venezuela se unen al júbilo de Bolivia por el Año Nuevo Aymara

Hoy 21 de junio de 2022, Bolivia celebra el Año Nuevo Aymara y con ello comienza el año 5.530 en el calendario Aymara, que corresponde con el año 530 de la quinta era. El Willkakuti o renacer del sol marca el final de la temporada de cosecha y el comienzo de un nuevo ciclo agrícola.
Esta milenaria práctica, llamada ‘Willka Kuti’ o renacer del sol, ha recobrado en los últimos decenios una importancia cultural, religiosa, político-ideológica y turística, y es conocida también como Machaq Mara o Año Nuevo Andino Amazónico.
Cada 21 de junio, el sol se sitúa en su punto más alejado de la línea ecuatorial, y en Bolivia los pueblos originarios invocan, con rituales y ofrendas, su retorno. Es un llamado a la naturaleza y a sus deidades para preservar el ciclo de la vida, porque la agricultura está marcada por el calendario solar y de él depende la producción de alimentos y la reproducción del ganado, nos refiere el portal web AA (Anadolu Agency).
Esta fecha se conmemora con ceremonias en varios lugares de país, donde se levantan ofrendas de fuego al dios Sol (Tata Inti). Pero es en la población paceña de Tiwanaku, a 72 kilómetros de La Paz, donde una multitud celebra el retorno del sol o “Willka Kuti”, una fiesta de origen aymara que marca la llegada del nuevo año. Tiene lugar en el Centro Ceremonial de la Cultura Tiwanaku, al que llegan estos días miles de personas, procedentes de Bolivia y el extranjero.

Durante la noche del “20 de junio”, los representantes religiosos (aumautas) se reunen para despedir el año saliente y acoger el año entrante. El año Aymara comienza el “21 de junio”, en coincidencia con el solsticio de invierno o “reinicio del acercamiento” del sol a la tierra y con el inicio de un nuevo ciclo agrícola (época de siembra).

En el contexto andino hay dos momentos particularmente importantes vinculados con el calendario agrícola: el 21 de junio y el 21 de diciembre, cuando el sol se aleja y se acerca al máximo de la Tierra, explica a la Agencia Anadolu el antropólogo Milton Eyzaguirre, jefe de la Unidad de Extensión del Museo Nacional de Etnografía y Folklore (Musef).

A pesar de ser una celebración muy autóctona de la cultura Aymara, la celebración es de orden nacional.
Desde la República Bolivariana de Venezuela, el pueblo y el Gobierno Bolivariano, envían los mejores deseos al hermano pueblo boliviano en esta transcendental celebración Aymara, deseando que en este día de agradecimiento a la Pachamama renazcan nuevas fuerzas.


Entradas Recientes




Redes Sociales

Entes adscritos